Diario de un perro guía. 09/04/2018: Llegamos a la escuela

Pensamiento visitado 884 veces

He tenido mis dudas sobre donde publicar este diario sobre mi nuevo perro guía, si aquí o en mi blog personal, pero he pensado que éste es el sitio más adecuado. Este blog es una puerta al turismo inclusivo, a las experiencias y escapadas para tod@s, y yo no entiendo el irme de viaje o hacer mi día a día sin mi compi peludo… Al menos si la ley lo permite, que ahí entraríamos ya en harina de otro costal, porque cada país tiene las suyas propias.
La cuestión es que a parte de hablar de inclusividad, SixSense Travel pretende también que sepáis el esfuerzo, importancia y necesidad de que existan los perros guía. Que veáis, todos los que aún no lo conozcáis, cómo un cachorrito pasa por distintas etapas, todas con mucho esfuerzo y cariño, para terminar convirtiéndose en un maravilloso perro guía que nos acompaña a las personas ciegas y nos da una seguridad, una autonomía y una forma de vivir totalmente diferente. Que también nos dan todo su amor y fidelidad y que para nosotros son mucho más que nuestros ojos, y que no tienen nada que ver con una mascota o con un capricho de llevarles porque sí.

Ojalá este diario sirva para visibilizar la tarea tan grande que hay detrás de estos fantásticos perretes y que llevan a cabo desde las escuelas de perros guía, las familias educadoras, los instructores y por supuesto los usuarios que somos quienes pasaremos más años con ellos.

He cogido el AVE que salía de la Estación de Sants en Barcelona a las 08:00 y a las 11H hemos llegado a Atocha. En ese tren daba la casualidad que iba ya uno de mis nuevos compañeros de curso, Juan se llama, así que el chico de ATENDO que nos ha recogido en el tren nos ha acompañado al punto de encuentro donde Amando, uno de los instructores que estará en este curso nos esperaba y junto a Zule,de Málaga, y Jose María, de Valencia, nos hemos subido a una furgo y a Boadilla del Monte, donde se encuentra la Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG).

Han ido llegando el resto de compañeros, Alex de Gijón, Cristal y Javi de Madrid, Jose Antonio de Málaga y Manuel de Mallorca, y también han llegado el resto de instructores. Al final somos 9 usuarios y 4 instructores.

Nos han asignado las habitaciones, yo tengo la 2 y nos han dado un ratito para instalarnos. La habitación está muy bien, es muy amplia, con una cama inmensa con su mesita de noche, un escritorio con cajones, un butacón, una alfombra donde dormirá el perrete, armarios empotrados, un baño grandote con ducha, aparato de calefacción y aire acondicionado, acceso wifi y la salida a una terracita particular que desemboca en la zona de lo que llaman el “haz haz” o lo que en Rochester llaman el “parktime” que a mí me gusta más, pero bueno, al final es el sitio donde hay que sacar a los perros a que hagan sus cosas.

Una vez más o menos instalados, cada instructor ha ido recogiendo a sus alumnos y nos han enseñado un poco las dependencias de la residencia, sobretodo aprender a ir de los dormitorios a la cafetería, a recepción, al comedor y a la sala 2 donde daremos la mayoría de charlas. Hay muchas más dependencias que nos han contado, pero nos han dicho que poco a poco entre hoy y mañana terminaremos de verlas.

Está muy bien porque todas las salas y destinos varios están señalizados en el suelo con marcas de encaminamiento, así que en principio no hay pérdida siempre y cuando no nos salgamos del camino xD.

A las 2 hemos comido, aunque ya nos han dicho que en general la comida será entre la una y cuarto y la una y media, y a las 3 nos hemos reunido en la sala 2 donde Matilde y Alberto, la directora de la escuela y el coordinador respectivamente, han venido a presentarse y a contarnos un poco sobre el funcionamiento de la escuela, sus mejoras, sus proyectos de futuro y las normas de convivencia para estos días. Una vez han terminado, se han ido, y los cuatro instructores nos han contado un poquito más sobre las normas y horarios de este curso, y ya se han despedido hasta mañana.

La tarde la hemos pasado sobre todo en la cafetería charlando y empezando a conocernos, y como no, creando un grupo de whatsapp para tenernos localizados.
Ha venido Bea, la gobernanta que nos atiende para la cena y además lleva el servicio de cafetería y lavandería, y nos ha tomado nota de los menús para mañana, ya que nos dejan escoger entre dos primeros platos y dos segundos, y nos ha contado los horarios de comedor, de cafetería y el funcionamiento de la lavandería, los días de recogida de la ropa, cuándo nos la va a entregar, etc.

Hemos cenado y ya sí, nos hemos retirado a nuestras habitaciones. Yo a llamar a Juanjo y a mi pequeñín para escucharles, hablar un poquito y darles la bona nit.

Mañana más, mañana es el día en que nos conoceremos mi compi de aventuras y yo… estoy nerviosa, emocionada y algo tristona por mi Bella, pero bueno… es lo que hay y seguro que este nuevo o nueva compañera será también genial.