Greystones con niños

Pensamiento visitado 138 veces

Al igual que os hablé en el En el anterior post sobre Bray hoy vengo a contaros sobre Greystones, la otra joyita costera al sur de Dublín, ideal para una escapadita en familia, y además inclusiva.
A Greystones se puede llegar también en DART (Dublin area rapid transit) como un tren de cercanías que va por toda la bahía de Dublin de norte a sur y vicebersa, desde estaciones tan céntricas de Dublín como la de Tara o la de Pearse.
El paseito en tren dura algo más de media hora, e iréis recorriendo hacia el sur la costa este bañada por el mar de Irlanda.

Como llegamos pasado el mediodía, lo primero que hicimos fue buscar algo de comer no fuera que nos cerraran las cocinas.
Saliendo de la estación en Church RD y siguiendo por esa misma calle hacia la derecha, empezamos a encontrarnos varios bares y restaurantes con variedad de oferta gastronómica.
Al final nos decantamos por el restaurante Las Tapas donde como el nombre indica está especializado en tapas españolas. No se come mal y los precios para ser Irlanda son razonables, eso sí, no intentéis comparar las tapas de aquí con las de cualquier bar en España.

Por la tarde fuimos a Greystones Sout Beach, tan fácil como salir del restaurante y deshacer el camino pasando de nuevo enfrente de la estación de tren y seguir andando un poco más hasta encontrarnos con la playa.
Es una playa mezcla de arena y piedrecitas, hay caminos señalizados para sillas de ruedas y carritos de bebé para acceder a la playa, admiten perros atados en temporada baja y de mayo a septiembre no se admiten, y está galardonada con la bandera azul.
Después de pasear un rato por la playa nos acercamos al playground (parque infantil) que está justo al lado para que Eric y su amigo jugaran.

El playground es por lo pronto uno de los más chulos que he visto, no solo en Irlanda sino en general.

El Consejo del Condado de Wicklow, en colaboración con el comité “Greystones South Beach Playground”, ha creado un parque infantil que satisface las necesidades de los niños de todas las capacidades.
El diseño del parque infantil incluye una zona de juegos musicales, un columpio de habilidad, un camino sensorial, una zona de juegos para niños pequeños, una fábrica de arena accesible para sillas de ruedas, tirolinas y un gran juego de actividades.  Este parque infantil está diseñado para que los niños estén juntos, jueguen juntos y aprendan juntos.

Lo que os decía, genial e inclusivo para todos los peques y no tan peques, confieso que yo también hice uso del playground, y si no mirad el vídeo y lo veréis 🙂

Para volver a casa, tan fácil como de nuevo deshacer camino hasta la estación de tren por la misma calle. Como veis, es un lugar muy accesible para visitar, seguro que nos animamos a volver más veces porque nos ha encantado.
Os dejo también la web del Dublin public transport donde encontraréis las tablas de horarios de los trenes a Greystones entre otra mucha información para que podáis planear vuestra escapada sin sorpresas.

Un día en Bray

Pensamiento visitado 229 veces

Bray, o Bré en irlandés es un pueblo que se encuentra en la costa este de Irlanda, bañado por el mar irlandés. Se encuentra ya en el condado de Wicklow delimitando al norte con el condado de Dublin, y al este con las montañas de Wicklow.
Desde Dun Laoghaire donde vivimos es fácil acercarse a Bray en el Dart, el tren de cercanías que recorre la bahía de Dublin.
Si vais desde la ciudad de Dublin a parte del Dart también tenéis la opción de varios autobuses como el 45, el 84 y el 145.
para llegar en coche desde Dublin a Bray se llega cogiendo la M50 o la N11.

Fuimos a pasar un día con amigos y fuimos en coche. Llegamos al mediodía así que lo primero que hicimos fue buscar un sitio donde comer, porque como ya sabéis aquí se come pronto y os podéis encontrar con la sorpresa que en algunos sitios las cocinas estén ya cerradas si vais a comer en “horario español”
Como nuestros amigos ya habían estado en Bray, fuimos directos a un restaurante que conocen justo encima del Sea Life Bray Aquarium. Acuario que por cierto quisimos visitar pero ya estaba completo para el resto del día, así que para la próxima haremos la reserva de entradas online antes de ir.
El restaurante al que comimos es el Butler & Barry gastrobar a cinco minutos de la estación del DART y con unas vistas preciosas al océano. Se come muy bien y a precios razonables.
Sirven comidas de lunes a jueves y domingos desde las 12 hasta las 21H, los viernes y sábados desde las 12H hasta las 21:30H y bebidas todos los días de 12H a 23:30H.

Después de comer y viendo que no podíamos ir al acuario, nos fuimos a dar un paseo por el paseo marítimo y bajamos a la playa. una playa que en verano se llena de dublineses y turistas, aunque no sería la mejor playa para echarse a tomar el sol y bañarse ya que es una playa de guijarros.
Como fuimos en febrero, a las cinco de la tarde ya estaba oscuro así que no pudimos hacer mucho más, pero si vais por la mañana o a partir de marzo que ya anochece más tarde, hay otras cosas que se pueden hacer en Bray como por ejemplo subir al Bray Head que es una montaña ubicada al final del paseo marítimo de Bray separándola de Greystones y en su punto más alto mide 243M.
También podéis recorrer el paseo de los acantilados, el Bray Head Cliff Walk empezando desde Bray Head hasta Greystones. Son 7km de recorrido con unas vistas muy bonitas y fotogénicas. nosotros aún no lo hemos hecho pero por lo que nos han comentado es un camino no muy difícil y apto para ir en familia aunque eso sí, que los niños ya puedan andar bien porque a pesar que es un camino muy seguro, parece ser que no es muy cómodo para llevar carritos de bebés.
Si llegáis a Greystones no os preocupéis! podéis volver a Bray o a la propia Dublin de nuevo en Dart.

Es una excursión perfecta para hacer en un día, y además podéis ir en transporte público, algo que a nosotros nos va de maravilla.
Os prometo hacer un extenso post sobre como movernos por Irlanda y contaros sobre todas las posibilidades de transporte, y su accesibilidad.

Nueva aventura a ciegas, ¡Vivir en Irlanda!

Pensamiento visitado 649 veces

Núria, Eric, Juanjo, y los dos labradores en una habitación llena de cajas de mudanza

¿Estáis seguros de iros a vivir a Irlanda? ?Por qué os vais si aquí estáis bien? Tenéis un piso maravilloso, a la familia al lado para lo que necesitéis, ambos trabajáis, tenéis amigos, vuestro hijo está contento en su colegio…
Todas ellas son preguntas que nos han hecho, que son muy lógicas y tienen todo el sentido del mundo. Pero cada vez que las escuchaba no podía evitar pensar, ¿Y por qué no?


Sigue leyendo Nueva aventura a ciegas, ¡Vivir en Irlanda!