Turismo inclusivo por Irlanda. 3º día: Una pinzelada de Irlanda del norte

Pensamiento visitado 122 veces

Ha tocado madrugar ya que a las 8 y poco de la mañana nos hemos puesto en marcha con la furgo dirección Irlanda del Norte.
Después de una parada técnica y de casi 3 horas de coche hemos llegado a la magnífica Calzada del Gigante o Giant’s Causeway en el condado de Antrim.

Calzada de los Gigantes

Núria en la Calzada del Gigante, foto tomada desde abajo. De fondo se ve el mar y gente subiendo la Calzada.

Para acceder a la Calzada del Gigante se puede ir andando por un camino asfaltado o en un bus shuttle que va subiendo y bajando. Nosotros hemos decidido ir andando. La carretera iba entre la montaña por la derecha y a la izquierda íbamos oyendo a lo lejos el mar.
Cuando hemos llegado, ha sido totalmente diferente a lo que me imaginaba! yo pensaba que las columnas estaban separadas entre si, como si estuvieran en una gran explanada y que caminaríamos entre ellas, Pues nada que ver con ello. Las columnas están unidas, hay muchísimas y cuando andamos por la Calzada, lo hacemos por encima! surgen del mar y podemos ir trepando por ellas ya que están a diferentes alturas, pero unidas entre si.

Tiene algo de mágico: Una pared de cañón, verde como un campo de golf, cae sobre un grupo de formaciones de roca volcánica totalmente surrealistas: columnas hexagonales prácticamente perfectas están apiñadas una al lado de otra como en un rompecabezas”.
Algo tan bello no podría ser el resultado de una erupción volcánica de hace 60 millones de años, ¿no?

Bueno, aquí hay dos líneas de pensamiento al respecto. La primera tiene que ver con cierto gigante de nombre Fionn mac Cumhaill (conocido también como Finn McCool).

Fionn ha tenido una desavenencia con alguien del otro lado del mar. El gigante escocés Benandonner está amenazando Irlanda. Fionn, enfurecido, agarra pedazos de costa en Antrim y los lanza al mar. Las rocas crean una senda por la que Fionn puede cruzar y darle una lección a Benandonner.

Mala idea: Benandonner es terriblemente grande. Fionn se bate en retirada a toda prisa con el gigante detrás, pero nuestro héroe se salva finalmente gracias a la rapidez mental de su esposa, que lo disfraza como un bebé. Cuando el enojado gigante escocés ve el tamaño del bebé, decide que el papá debe de ser verdaderamente enorme.

La parte científica

“La Calzada del Gigante es fruto de colisiones volcánicas, que ardieron y después se enfriaron”,Un legado épico de lava de 60 millones de años. Más de 40.000 columnas de basalto entrelazadas.
“No es de extrañar que este lugar sea un sitio de patrimonio mundial de la Unesco, porque además de su belleza alucinante, la Calzada es nuestro portal hacia el pasado más remoto de la Tierra”.

¿con qué teoría os quedáis? Yo por supuesto con la de los dos gigantes.

Hemos intentado subir la Calzada con los perros pero ha sido imposible así que lo hemos hecho uno a uno, primero he subido yo con Germán y Juanjo se ha quedado en un banco esperando con Oldo y Whost y luego a la inversa.

Núria de pie en la Calzada del Gigante, se ve el mar y parte de la Calzada mediana.

La verdad es que la gente se admiraba que nos atreviésemos a subir por ahí y nos felicitaba, me he sentido halagada pero me ha dado bastante corte, en realidad soy muy tímida.

Juanjo sentado en una de las columnas de la Calzada del gigante

Mientras esperaba con los perros a que Juanjo volviera, bastantes personas se han acercado a pedirme si podían acariciar a los perretes, ¡por supuesto que sí! están en reposo no trabajando.
Los irlandeses me parecen una gente extremadamente simpática, sociable y encantadora, además parece que les encantan los perros! ah, y son muy educados y respetuosos, nadie se acercaba a tocar a los perros sin preguntar antes, cosa que no puedo decir que nos pase mucho por España y es que la verdad, notar que alguien viene, toca al perro y se va sin siquiera dirigirnoss una palabra, vaya, como si no existiéramos, y más sabiendo que no les vemos, no es nada agradable.

Después hemos seguido andando alrededor de la Calzada y he introducido una moneda entre las piedras, se ve que la gente lo hace porque estaban llenitas! quizá me dé suerte y me ayude a regresar prontito.

En el paseo nos hemos cruzado también con otra gigantesca roca, la bota del gigante, ¿a que se le parece? Cabía perfectamente sentadita en ella.

Núria sentada en la "bota del Gigante" y Juanjo de pie con Oldo y Whost

Para subir de nuevo al parking, hemos cogido el shutle por ir algo más rápido ya que aún tenemos que comer, llegar a Belfast y visitar el museo y el museo cierra pronto.

Juego de tronos

Irlanda del norte está cuajada de lugares donde se filmaron escenas de Juego de Tronos. Bosques como el bosque encantado, el mar Dothraki, el Camino Real; castillos como el de Invernalia, interiores como el nido de Águilas o la sala del trono de hierro; o lugares como Pyke en las Islas del Hierro, la costa de Essos o la Bahía de los Esclavos.
Los condados de Antrim, Down y DerryLondonDerry junto con los Titanic Studios en Belfast para grabar interiores, son las zonas con más presencia de este fantástico mundo.

Núria sentada en un pub en una reproducción del Trono de Hierro

Es una pena que Germán no estuviera muy versado o nada en Juego de Tronos pero al menos nos llevó a comer en un pub en Ballintoy que tenía entre otras decoraciones de la saga, una reproducción del trono de hierro.
Y por cierto que comimos muy bien, como ya os comenté el primer día, platos super contundentes, yo un bacalao del atlántico con su acompañamiento de puré de patata y verduritas que estaba para chuparse los dedos.

Belfast y el museo del Titanic

Un ratito más de furgo y hemos llegado a la capital de Irlanda del Norte, Belfast. Como íbamos apurados de tiempo no hemos podido visitar la ciudad, ¡no pasa nada! queda como pendiente para la próxima vez que volvamos, que lo haremos y con el Vikingo ya que es un país a mi parecer absolutamente familyfriendly.

Hemos llegado al Museo del Titanic y como ya quedaba poco para cerrar y siendo discapacitados, hemos pagado muy poquito.

Juanjo y Núria delante de la placa donde pone Titanic y se ve el museo en forma de la proa del barco

El museo que se inauguró en marzo de 2012, no es solo una visita, es toda una experiencia. Consta de 6 plantas donde se representa la vida a principios del siglo XX en Belfast, de su gente, la construcción del Titanic. Se pueden visitar reconstrucciones de sus cubiertas, camarotes, de las salas de máquinas y también se proyecta una conexión en directo con los restos del buque.
Es una experiencia bastante sensorial ya que no solo se ven los distintos objetos, imágenes, vídeos… sino también hay todo un ambiente de fondo representando cada área que se está visitando. Así podemos oír el ambiente de una ciudad de principios del siglo XX, escuchamos como trabajan los obreros en la construcción del barco, las máquinas cuando visitamos esa zona… es una visita bastante immersiva. Incluso hemos podido tocar alguno de sus objetos
Para movernos por el museo podemos hacerlo en un ascensor y también tienen audioguías que hay que pagar a parte.

Al terminar la ruta, ya que te van indicando a qué planta has de ir pasando, nos hemos acercado a la tienda y hemos comprado algunos souvenirs, entre ellos una miniatura muy bien hecha del propio Titanic. Nos encantan las miniaturas, porque así nos hacemos una idea de lo que estamos visitando.
Esta ha sido la última visita por hoy porque nos queda un buen trecho hasta Dublin, unas 3 horas en coche.

Fin del día

Al llegar hemos ido a cenar al pub PorterHouse ubicado en 45 Nassau St, Dublin, D02 RP20. Tenía música en vivo! Justo cuando hemos llegado el grupo que tocaba música celta casi terminaba… ¡Qué pena! otra cosa más en mis pendientes para cuando volvamos. Aún y así, algo pudimos escuchar… ¡Mirad!

Hemos cenado de tapeo y yo de nuevo he vuelto a probar otra media pinta, esta vez de cerveza roja y me ha encantado, mucho más que la rubia.

Después de la cena Germán nos ha acercado al hotel en la furgo que ya serían casi las 11 de la noche y nos hemos despedido hasta mañana que será nuestro último día por aquí y visitaremos Dublín.

Gracias a la web oficial de Irlanda por toda la información que ofrece, y de donde he extraído tanto la historia de la Calzada del Gigante como las ubicaciones de Juego de Tronos.

Turismo inclusivo por Irlanda. 2º día: Excursión Celta

Pensamiento visitado 403 veces

Juanjo y Núria con sus perros guía en la playa de Bull Island y de fondo la bahía de Dublín

Empezamos el día con nuestra primera pequeña aventura… ¿Dónde ponemos a nuestros perros guía a hacer sus necesidades? y ¿Dónde podemos echarlas? Sí, a los que no viajáis con perros o a los que viajéis con perros pero no seáis ciegos, no se os habrá planteado este dilema porque o bien no lo necesitáis, o bien de un vistazo podéis buscar el sitio adecuado. En nuestro caso tuvimos que preguntar y por suerte había un árbol enfrente del hotel… bueno, menos da una piedra, así que ahí les pusimos pero…, ¿Y papelera, contenedor… cualquier recipiente para basura? pues no, ninguno en los aledaños. Cuando vino Germán, nuestro guía, nos informó que la papelera más cercana estaba cruzando una carretera de mucho tráfico y se hallaba ubicada en una gasolinera.

Y después de esta aventurilla nos hemos ido a desayunar. Es un desayuno bufet en el que por suerte los camareros, muy majos, nos han ayudado. Muy completo el desayuno, había pastas dulces, fruta, yogures y como no, pan para tostar, huevos revueltos, salchichas, bacon…. muy rico. Pues bien, ya con todo hecho, a las 9 de la mañana hemos emprendido ruta, ¡Hoy nos vamos de escursión celta!.

North Bull Island

La isla de North Bull Island, en irlandés Oileán an Tairbh Thuaidh es una isla situada en la bahía de Dublín. Tiene una playa de arena que recorre toda su longitud. Esta isla se formó a raíz del problema que había con los sedimentos que el río Liffey iba depositando en su desembocadura. Construyeron un muro y los propios sedimentos acabaron formando la isla, a la que se puede acceder en coche sin problema ya que está comunicada por un puente.

Juanjo y Núria de nuevo en la playa de Bull Island con sus perros guía y de fondo otra perspectiva de la bahía de Dublín

Hemos paseado un ratito por la playa y los perros han disfrutado mucho. Además la playa estaba casi vacía y me ha encantado poder tocar el agua del Atlántico, no tan fría como podría esperar! y recoger algunas conchas de recuerdo.
después del paseíto y la brisa marina, de nuevo nos hemos montado en la furgo hacia nuestra próxima parada.

Loughcrew

Loughcrew, del irlandés Loch Craobh que significa “lago del árbol está ubicado en Corstown, Oldcastle en el condado de Meath y alberga un conjunto de colinas en las cuales se hallan diversas tumbas megalíticas que se estima que tienen más de 5 milenios de antigüedad.
Es un lugar de acceso restringido así que estaba muy tranquilo cuando hemos llegado hacia el mediodía. Nos hemos puesto a subir una preciosa colina forrada de verdes prados, en la que a lo lejos oíamos a las cabras pastando… Qué paz, qué aire tan fresco y limpio, qué sol!!! y que ganas de hacer la croqueta por la colina en modo non stop. Una gozada de paseo para los sentidos.

Núria echada en un prado, Juanjo de pie riendo y vistas de montañas muy verdes.

Arriba nos hemos encontrado con los túmulos de piedra, tumbas o cairns de la época de los celtas. Ha sido magnífico poder tocarlos y sentir e impresionarnos del trabajo de esta cultura milenaria y fascinante.

Juanjo y Núria en la cima de la colina en uno de los túmulos de piedra mirando a cámara y sus perros Oldo y whost mirando hacia la derecha.

De hecho hemos podido acceder dentro de una de las tumbas, en la que Germán a parte de mostrarnos los grabados en las piedras en formas espirales, de hojas y flores y hasta de soles, nos ha contado que cuando la construyeron la orientaron de tal forma que los rayos del sol en los equinoccios inciden directamente dentro de esta tumba e iluminan los grabados que hemos estado tocando.

Juanjo y Núria dentro de la cámara de un túmulo, foto oscura, con símbolos grabados en las piedras.

Para entrar en el cairn hemos tenido que dejar a Oldo y Whost atados justo fuera porque era imposible acceder por el espacio tan estrecho con ellos. Al menos han recibido mimos de las personas que quedaron fuera esperando.

Trim

Al lado del río Boine y también en el condado de Meath nos encontramos con la población de Trim y su castillo, el Trim Castle, en irlandés Caisleán Bhaile Atha Troim. El castillo más grande de Europa de la llamada arquitectura normanda, que ocupa un espacio de unos 30000m².
después de comer en el Trim Hotel, hemos accedido al Castillo gratis, aunque creo que es de pago y nos hemos estado paseando por los jardines y haciendo fotos, como no.

juanjo, Núria y sus perros guía dentro del recinto del castillo, con la torre de guardia detrás.

Lo que permanece del castillo es el edificio central de tres plantas de forma cruciforme llamado torre de guardia o simplemente torre, y también quedan en pie la parte de las murallas que caen hacia el lado de la ciudad de Dublin.

Núria y juanjo con los perrines en el recinto del castillo y detrás la entrada principal y algo de ruinas del castillo.

Se estima que el castillo empezó a construirse hacia el 1174 y se terminó alrededor del 1200. Quien empezó su construcción fue Hugo de Lacy y su hijo Walter la finalizó.
Aquí tenéis su Web con toda la información del Castillo

Al salir del castillo hemos paseado otro rato más por sus alrededores disfrutando de la naturaleza y del río Boyne. desde luego los perros están disfrutando tanto o más que nosotros estos paseos!

Hill of Tara

Nuestra siguiente parada ha sido en la Colina de Tara, Hill of Tara o en gaélico Teamhair na Rí (la colina de los reyes) también ubicada en el condado de Meath.
se ha considerado durante muchos siglos el centro espiritual e incluso político del país, siendo también el lugar del Árd Rí Éireann (gran rey de Irlanda).
Hemos subido hasta la cima de la colina, al son de un montón de cuervos, hay muchos cuervos en Irlanda! y allí nos hemos encontrado con una fortificación de la edad de hierro conocida como Ráith na Rig (la Fortaleza de los Reyes) o Recinto Real, con casi 1000 m de circunferencia.
La importancia de esta colina es por considerarse el asiento de los Reyes durante mucho tiempo. En su cima, en medio del Forradh o asiento real, se yergue la piedra del destino (Lia Fáil), un menir neolítico que tiene más de 4000 años, donde los reyes irlandeses eran coronados después de luchar por ello, ya que en aquellos tiempos la monarquía no era hereditaria. Según la leyenda, la piedra debía rugir tres veces si el aspirante al trono era el verdadero rey de Irlanda. esta piedra, según creían los celtas, había sido depositada por los anteriores habitantes de Irlanda, los Tuatha De Danaan, semidioses que con este ritual designaban a su rey.

Núria y Juanjo abrazando la Roca del Destino

Por probar, toqué la piedra pero por mucho que agucé el oído, no salió ni una diminuta vibración, y cuando Juanjo la tocó, más de lo mismo, el más absoluto silencio.

Al ir bajando de la colina, fuimos a tocar y a abrazar el Fairie tree o árbol de las hadas, donde los lugareños les dejan ofrendas como cintas atadas en sus ramas pidiendo deseos, golosinas, y hasta los chupetes de los pequeños que se los traen. Si hubiéramos venido con Vikingo os aseguro que hubiéramos dejado ahí su chupete, me parece una manera tan bonita y mágica para que el pequeño se despida de un objeto tan importante para él!!!
Nosotros les dejamos unas golosinas que muy amablemente nos dió una chica que estaba depositando un puñado también, ya que no traíamos nada para ofrecer.

Y ya acercándonos a la salida, nos fotografiamos con una estátua de Saint Patrick, a causa del cual la colina de tara fue perdiendo su influencia sagrada y religiosa ya que se fue imponiendo el cristianismo en el país y Saint Patrick fue uno de sus pioneros.

Juanjo y núria al lado de una estátua de san Patricio.

Podéis encontrar sus horarios de visita en su Web con toda la información de la Colina de Tara

Monasterboice

Nuestra última visita de hoy ha sido a Monasterboice o Mainistir Bhuithe, en el condado de Louth. Es un complejo monástico fundado por San Buite, un discípulo de san Patricio. Aquí podemos encontrar las ruinas de dos antiguas iglesias y de una torre circular y lo más impresionante, dos grandes cruces celtas de arenisca. La west Cross o Tall Cross y la cruz de Muiredach.

Juanjo y Núria sentados en la base de la gran cruz celta de Muiredach, por la cara oeste. A la izquierda se ve otra cruz.

Ha sido fascinante poder tocar los grabados de las cruces, especialmente la de Muiredach, están tallados en la piedra, son en altorrelieve y están maravillosamente definidos. En las cruces hay grabados pasajes del antiguo y nuevo testamento y alternadas con figuras geométricas, espirales…
En la cruz de Muiredach recuerdo perfectamente, como si las estuviera tocando ahora mismo, las escenas de Adán y Eva con la manzana prohibida, y la serpiente y la de Caín matando a Abel con un cuchillo. Tocamos otras escenas, pero estas son las que más vividamente tengo presentes por el impacto que me causó lo bien hechas que están.

Eran ya las 7 de la tarde cuando hemos dado por finalizada nuestra Escursión celta y nos hemos subido a la furgo para regresar a Dublin y al hotel, ya que hoy cenamos aquí para descansar y ponernos las pilas para mañana, que ¡Nos vamos a Irlanda del Norte! y eso significa un día muuy intenso en cuanto a kilómetros y a cositas por ver.

Turismo inclusivo por Irlanda. 1º día: Primer contacto en Dublín.

Pensamiento visitado 497 veces

Esta aventura empieza como un viaje sorpresa organizado por Juanjo. ¡No hay sorpresa que me fascine más que un viaje a no sé dónde!!!! solo sé que serán 4 días, fuera de españa y en una del top5 de ciudades que me hizo elegir de un listado de distintas ciudades europeas, a saber: Dublín, Estocolmo, Berlín, Londres y Edinburgo.
Yo tengo la sensación que será Dublín la elegida, sobre todo porque es la primera en mi top y yo qué sé… porque me encanta.

un taxi me recoge al salir del trabajo y Jj, yo y nuestros peludos de 4 patas nos vamos directitos al aeropuerto. En este viaje no nos acompaña nuestro pequeño Vikingo, mis padres dijeron de quedárselo ya que es un viaje corto y así nosotros vamos más “a nuestro aire” y el peque también está más tranquilo en la casa del pueblo con sus Avis.
Es en el aeropuerto donde se desvela la sorpresa… ¡¡¡Volamos a Dublín, nos vamos a Irlanda!!!!

Volamos con Ryan Air y a diferencia de otras ocasiones con esta compañía, esta vez embarcamos los primeros y es mucho más cómodo para acceder siendo que vamos con las maletas de cabina y los perros guía. Nos instalamos en una fila que nos han dejado para nosotros dos los 3 asientos, ¡genial! más anchos que irán los perretes a nuestros pies. Y mientras el resto del pasaje va entrando, yo empiezo a grabar audios y a desconectar el móvil.

Salimos algo más tarde de la hora programada pero llegamos on time a Dublín, hacia las 19H hora local. Ahora sí desembarcamos los últimos, aunque la asistencia tarda muchísimo en aparecer pero aparece y en una furgo nos llevan del avión a la terminal donde otro chico de asistencia nos acerca a la zona de llegadas donde nos quedamos esperando a nuestro guía de la compañía ExcursionesDublin.com
Casi media hora después y habiendo aprovechado para empezar a interactuar con los irlandeses, ha llegado nuestro guía y conductor, Germán.
Hmmm, pues no tiene mucha pinta de ser de por aquí ¿verdad? Pues no, es de granada aunque lleva 7 años viviendo en Dublín y unos 4 años con su empresa de excursiones Dublín en marcha. según Juanjo tiene muy buenas críticas en Trip Advisor así que por eso se animó a contratarles, por eso y porque no pudo encontrar guías nativos que hablaran español.

Una vez puestos los perros a hacer sus cosas y montados ya en un bus privado, dado que Germán viene directo de haber hecho un tour por Irlanda del Norte, nos hemos encaminado al centro de Dublín a empezar a saborear las noches irlandesas.
Hemos aparcado en O’Conell Street y dando un paseito nos hemos acercado al The Parnell Heritage Bar & Grill ubicado en la 72-74 Parnell St, North Citydonde nos hemos puesto manos a la obra en empezar a catar las delicias gastronómicas que Irlanda nos ofrece.

Juanjo y núria en primer plano sentados en un sofá en un pub sonriendo y de fondo una cabina telefónica de decoración y colgando del techo unos banderines.

juanjo ha cenado un “Traditional irish stew” hecho con cordero y acompañado de verduras y yo una “traditional Beef & Guinness casserole”, ternera macerada con Guinness acompañada de verdura y puré de patata todo servido en una cazuela de barro. ¡Estaba buenísimo! además de super contundente. y para beber aunque no soy muy cervecera, no podía no pedirme como mínimo una media pinta, de cerveza rubia eso sí. Los platos no eran baratos, 12€ cada uno y la media pinta unos 3€ pero como he comentado, con ese plato quedas más que saciado.

JJ y Núria sentados en el sofá del pub, de color rojo. Sonríen, Núria tiene una media pinta de cerveza y Juanjo una coca-cola y de fondo se ven cuadros en las paredes.

Mientras cenábamos hemos podido disfrutar de música en vivo y he sido feliz, aunque no era música tipicamente celta y hasta han traído agua a los perros. Hay que decir que los dublineses parecen super sociables y están encantados con Oldo y Whost.

después de la cena Germán nos ha acompañado al hotel, nos alojamos en el Tara Towers ubicado en la Merrion Rd, Dublin 4, D04 A3K1 Está algo alejado del centro de Dublín pero era lo que buenamente nos podíamos permitir, los hoteles en el centro de dublín parece que tienen precios prohibitivos al menos para nuestro bolsillo.

El hotel es correcto, un 3*. Como imaginaréis no es muy accesible en cuanto a que no tiene señalizaciones en braille o relieve de los números de las habitaciones, tampoco en los ascensores, ni voz que indique en que planta estamos, no hay menús en el restaurante en braille ni insertados en códigos QR… Vaya, por desgracia lo que viene siendo lo habitual, aunque al menos los accesos al hotel en si y al comedor tenían rampas así que punto positivo para las silleras y silleros viajeros ;).
Como también viene siendo habitual, la mayoría de las carencias de accesibilidad quedan atenuadas por la gente amabilísima que trabaja en el hotel y que nos ayuda en todo lo que podamos necesitar, desde ayudarnos a buscar algún sitio para que los perros hagan sus necesidades, cosa que no es tan fácil como podáis imaginar, hasta traernos cada mañana el desayuno ya que es desayuno bufet, o indicarnos donde están los ascensores o la puerta de salida si nos despistamos.

por lo pronto Irlanda cumple con mis expectativas, que no eran pocas precisamente, mi primera sensación del país y su gente es de flechazo absoluto.

Experiencias y turismo inclusivo: Windoor túnel de viento. ¡A volar se ha dicho!

Pensamiento visitado 446 veces

Juanjo y Núria con los monos de vuelo, ambos sonriendo, con el casco en la mano y Juanjo con las gafas para volar puestas.

Y por fin pudimos ir a probar el túnel de viento en el Windoor de Empúria Brava. Es una experiencia que compré en Navidad para Juanjo y para mí y teníamos hasta el 22 de junio de 2018 para canjear el cupón por los vuelos, en nuestro caso compré dos vuelos para cada uno, cada vuelo de un minuto.

A las 9 de la mañana y acompañados por mi prima Laura, sí! la fotógrafa oficial de mis blogs, y mi tía, nos montamos en su coche JJ, yo, el vikingo y Oldo y nos pusimos en ruta dirección Empúria Brava. Se puede ir también en tren hasta figueres y de ahí coger un bus hasta Empúria brava. aquí tenéis la info de Cómo llegar al Windoor

En coche son algo menos de 2 horas sin hacer paradas.
Teníamos la experiencia de vuelo a las 13H aunque te piden que estés una hora antes. nosotros lo cumplimos con creces y como llegamos tan pronto aprovechamos para hacer el check in en el que nos tuvieron que ayudar a rellenar una solicitud de datos y ya aprovechamos a buscar buen sitio cerca del túnel de viento y nos tomamos unos refrescos.
Eric alucinava viendo a la gente volar en el túnel! sobre todo cuando los instructores hacían un pequeño vuelo de exhibición cada vez que terminaba uno de sus grupos de vuelo.

A las 12 y media nos llamaron al grupo 7 para bajar a dar una pequeña clase teórica. Robby nuestro instructor nos contó un poco las posiciones de vuelo:
Estirados boca abajo, los brazos extendidos por arriba de la cabeza y como si estuviéramos abrazando una gran pelota, con las manos abiertas y las palmas enfocadas hacia abajo. Las piernas un poco abiertas y los pies con las puntas lo más horizontales posible, es decir nada de enfocarlas hacia el suelo sino siguiendo la pierna. Las piernas o bien tenían que estar bien estiradas o bien encogerlas un poco, a criterio del instructor.
La cabeza en principio no mirando hacia el suelo sino levantada, mirando hacia el frente.
Para indicarnos las posiciones y como dentro del túnel no se oye nada por el ruido del viento, el instructor se comunica con sencillísimas señales gestuales, pero en el caso de Juanjo y mío, las señales serían táctiles. Un toquecito en la frente del casco para levantar la cabeza, un toquecito en la nuca para agacharla y en las piernas un toquecito en los gemelos para estirarlas y un toquecito en la tibia o sea la parte delantera de los gemelos para encogerlas.
Nos hizo ponernos a todos, no solo a Juanjo y a mí en una pequeña camilla para practicar las posturas y nos contó que se había especializado en enseñar a personas con discapacidad… no, si ya se notaba ya. La soltura que tuvo con nosotros, la naturalidad, las estrategias… son de una persona que ha tratado a menudo con discapacidades. de hecho nos comentó que un día vino una familia en la que el padre iba en silla de ruedas e hizo el comentario que él no podía volar, y robby le dijo que quizá andar no, pero que volar sí que podría, y efectivamente el hombre se animó, lo probó y disfrutó muchísimo de esa experiencia… se ve que su mujer acabó llorando y todo de la emoción.

Terminada la teoría fuimos a por nuestros equipos compuestos de mono completo, gafas estilo buceo, casco y tapones para los oídos, nos vestimos, dejamos todo y me refiero a pendientes, anillos, relojes, colgantes… en taquillas y ya sí, entramos en la sala donde está el túnel. En esa sala solo accedemos los que vamos a volar.

Cada vuelo dura un minuto. Confieso que el primero se me hizo largo, me sentí muy desorientada sin poder ver ni escuchar nada, solo muchísimo viento y alguien que me iba moviendo para que experimentara el vuelo. El instructor entra con cada uno y como él dice, es él quien nos lleva, solo tenemos que dejarnos llevar y quizá ese fue mi problema, que en ese primer vuelo no lo hice o no del todo.
La sensación del viento en la cara me agobió y abría la boca mucho para coger aire, pensaba que quizá por la nariz no podría tanto… y así pasé ese minuto, además pensando que lo estaba haciendo fatal y no estaba manteniendo bien la posición. La boca al salir la tenía super seca! y me sentía algo mareada.

el segundo vuelo podía ser igual que el primero o twister, el instructor te lo pregunta y tú decides. El twister es que el instructor te sube por el túnel que serán unos 10 metros haciendo espiral y bajáis. Lo hace cogiéndote por las asas que el mono lleva en la espalda y también cogiéndote de un hombro y una pierna.
Tanto Juanjo como yo decidimos que queríamos el twister y ¡que gran decisión fue esa! ni punto de comparación con el vuelo anterior. Ciertamente entré de nuevo algo preocupada por ver como me sentiría esta segunda vez pero empecé a relajarme y cuando subimos hacia arriba fue sensacional!!! eso sí que lo hubiera repetido sin dudarlo! me encantó la sensación, la velocidad, la ligereza… Ahí sí que pude disfrutar y dejarme llevar totalmente.

Al salir Robby nos comentó que lo habíamos hecho muy bien y habíamos sabido mantener la posición. De hecho hubo un par de personas que se giraron por completo en pleno vuelo quedando panza arriba y es que hay que vigilar muchísimo con cualquier gesto que hagamos porque influye un montón en el viento. Por ejemplo, solo girar un pelín la mano puede hacernos descender.

Bajamos de nuevo para quitarnos todo el equipo, recuperamos los objetos de las taquillas y volvimos a subir para pagar los 5€ extra por cabeza que valía hacer el twister y para que nos dén nuestro certificado de vuelo.

El certificado de vuelo de Núria

Conclusiones e inclusividad de la experiencia

Es una experiencia para todos los públicos, como ponen en su propia web es apta desde los 4 hasta los 99 años. De hecho a ver si el año que viene lo probamos con el Vikingo si a él le apetece. Lo único que hay que hacer es dejarse llevar y como os conté más arriba, ya nos dijo Robby que hizo volar a personas en silla de ruedas.
Lo más problemático quizá es el llegar sobre todo si no tienes coche o alguien que te lleve. Se puede ir en tren y luego coger un bus pero el bus te deja en el pueblo, luego tienes que acercarte hasta el recinto.

Desde aquí pido que estén mejor comunicados todo este tipo de lugares porque no es la primera vez que nos sucede que cuando se trata de ir a casas rurales, experiencias de aventura en la naturaleza etc, o vamos acompañados de alguien con coche o nos es difícil o imposible llegar si no hay alternativa de transporte público.
Entiendo que parte de la gracia de las casas rurales y todo lo que se hace para disfrutar de la naturaleza es estar alejados del ruido y la civilización pero así las personas con necesidades diversas nos es más complicado de acceder. Sería buena idea si no hay transporte público, que el propio lugar, empresa, hotel…. ofrezca el servicio de recogida a la estación de tren o autobús que quede más cercana.

En el caso de windoor he visto que este servicio se ofrece pero me pareció entender que era para profesionales, de todos modos si llamáis para reservar y lo necesitáis, comentadlo a ver si también lo hacen para particulares.
Al final el consejo más importante es que lo probéis, lo disfrutéis y os paséis por aquí a comentarnos qué tal la experiencia.

Ya me despido no sin antes agradecer como siempre la super labor de mi fotógrafa oficial, Laura que se ha encargado tanto de las fotos como de los vídeos y por supuesto de su audiodescripción.

Diario de un perro guía. 21/04/2018: La vuelta a casa.

Pensamiento visitado 94 veces

He puesto a Oldo a hacer dos veces por si acaso! no quiero sustos en tránsito, además le he hecho beber poquita agua, muy poquita, ya en casa que se sacie, además es lo que ayer nos recomendaron.
A las 7 de la mañana nos hemos despedido de Alex ya que él se irá algo más tarde con Richi ambos a Gijón para empezar su seguimiento y yo junto con Zuli y Manuel nos hemos ido con la furgo y con Eloy hacia Atocha, allí nos hemos quedado Zuli y yo y Eloy se ha ido a Mallorca con Manuel para empezar también su seguimiento.
En Atocha nos hemos encontrado con Juanjo, que ayer vino a Madrid para dar un taller y bueno… la idea era que hubiera venido con el Vikingo y haber pasado el finde en Madrid para verme en la escuela de Boadilla porque se suponía que teníamos que irnos la semana que viene pero al final las cosas han cambiado y como igualmente Juanjo tenía que viajar a Madrid, mis padres se han quedado con el peque y con Bella, como siempre hacen cuando lo necesito (que haríamos sin els avis/abuelos!) y hemos quedado en la estación para volver juntos a casa.

En el tren Oldo se ha portado estupendamente, le ha costado eso sí subir al AVE, entre el hueco entre vagón y andén y que además es una pequeña escalera, le he tenido casi que obligar a subir. una vez arriba pero, ya se ha quedado en su sitio a mis pies y no se ha movido en todo el viaje.
En el coche lo mismo, nos ha recogido mi padre y se ha quedado en los pies, bueno, algo inquieto pero bien.
Y en casa, pues la verdad que me ha sorprendido lo bien que han llevado tanto Bella como whost la incorporación de un tercer miembro canino a la familia.
En cuanto al peque primero se ha asustado un poco ya que Oldo es muy juguetón y bruto aún y si no le controlas tiende a ponerse a dos patas y a abrir la boca y cogerte la mano o el brazo, sin apretar claro pero para un niño de 3 años y medio, pues como que impresiona mucho así que el encuentro ha ido tal que así: “hola mamiiiii!!!! hola Oldoooo!!!” Oldo se le pone a dos patas y le abre la boca para jugar y el peque… a llorar claro está pero en cuanto le he explicado y ha entendido que esa es la manera de saludar y de jugar del perrito, se ha calmado.

El resto del día ha pasado tranquilo o todo lo tranquilo que puede pasar con un peque y 3 labradores. De hecho me ha gustado ver que mi Bella no parece afectada por el nuevo perro que he traído, whost sí parece algo más apagado, ha dejado de ser el único macho y el más jóven, además Oldo parece ser bastante dominante, a ver como acaban organizándose ese par de dos.
Tema pis, como era de esperar se le ha escapado, paciencia y a ver si se regula poco a poco.

Richi vendrá el martes a media mañana y haremos martes por la tarde y miércoles por la mañana seguimiento trabajando las rutas del trabajo y del cole del nene.

Y hasta aquí el Diario de un perro guía, ojalá sirva de mucho para muchos, tanto para los ciegos que os animéis a tener un perro guía, como para el resto de la sociedad que podáis saber un poco más y sobre todo de primera mano, como es la labor de estos fantásticos animales, todo el trabajo que lleva adiestrarlos, toda la gente que hay implicada en el proceso y sobre todo, la labor tan enorme que hacen estos perretes con nosotros, todo lo que nos ayudan y lo que llegan a significar.
No son un capricho, no son mascotas, son nuestros compañeros, nuestros ojos… así que por favor, antes de decir que no pueden acceder porque dejan pelo, porque pueden molestar, porque… “alguien les tiene alergia” y lo pongo entrecomillado porque desde luego hay quienes la tienen pero sé de buena tinta que hay muchos que usan la escusa para no aceptarlos… Pensad ya no solo que no podéis prohibirnos el acceso ya que por ley podemos acceder a todas partes exceptuando quirófanos y UCI, sino que están trabajando y ayudando a una persona en su mobilidad y a ser más autónoma.

Diario de un perro guía. 20/04/2018: De nuevo por Delicias y última ruta por Boadilla.

Pensamiento visitado 82 veces

Dos días sin que Oldo se haga pis en interiores, crucemos dedos para que siga así.
Hoy de nuevo hemos ido por Delicias a hacer ruta, esta vez Alex y yo la hemos hecho de manera conjunta y siempre con el instructor a nuestro lado. Nos hemos ido alternando el ir delante y detrás y ha sido una ruta bastante larga, diría que de las más largas que hemos hecho y ha salido bien. Mucha gente ya a esas horas de la mañana, las 10 cosa así, mucho obstáculo, distracciones, hasta otro perro guía nos hemos cruzado y como no, se han desesperado para intentar ir a jugar con él.
Al terminar nos hemos sentado en la terraza de una cafetería donde Javi nos esperaba y hemos desayunado con Richi. es una pena que no lo hayamos hecho más veces, no por el desayuno en si sino por haber estado más tiempo juntos, hablando, comentando la ruta y cualquier cosa que nos pudiera preocupar. Al terminar el desayuno Javi se ha ido a hacer su ruta y Alex y yo le hemos esperado en la terraza. Por cierto, richi nos ha invitado a desayunar, lo iba a hacer yo pero vaya, ha sido un detallazo por su parte.

Hemos llegado pronto a la resi porque Eloy y Richi tenían cosas que hacer así que he aprovechado a sacar a Oldo y a tomar un rato el sol en la terracita de la habitación.
después de comer Alex, Javi y yo con Richi nos hemos ido a hacer la última ruta por la larga acera que rodea el complejo de la Ciudad del Santander. Ha sido la primera y la última vez que hemos hecho la ruta los 3 juntos, alternando posiciones. Es una ruta muy sencilla, sin gente ni muchos obstáculos así que los perros no han tenido dificultades.

El resto de la tarde, después que Richi nos dé el pedazo de bolsa de pienso para llevarnos a casa para los primeros días antes que nos llegue el pienso que compremos lo he pasado despidiéndonos de Javi que se ha ido hacia las 5, haciendo maleta, dándome una ducha y a la cafetería, ya solo quedamos 4.
En la cafetería nos hemos encontrado a un grupo que mañana se van a Rochester a por sus perros guía… Confieso que primero no quería verles porque me remueven todos los recuerdos de cuando yo fui a por Bella y me resulta algo un poco doloroso ya que disfruté muchísimo y hubiera vuelto sin dudarlo si mis circunstancias personales hubieran sido otras. Al final pero me he animado y he ido y lo he pasado bien conociéndoles, charlando y contándoles un poco de mi experiencia ahí, eso sí, remarcándoles que yo fui hace 11 años y que seguro que las cosas habrán cambiado.

Hemos cenado juntos, he estado un rato con la chica más jovencita de las de Rochester y ya a la habitación a concluir el día, repasar maleta, llamar a Juanjo, poner a Oldo al “haz”, a escribir este diario y a dormir, mañana nos vamos muy prontito de aquí.

Diario de un perro guía. 19/04/2018: Ruta por Leganés y charla sobre la vuelta a casa.

Pensamiento visitado 90 veces

Buenos días, según me comentó simón ayer y antes también Richi, Oldo parece estar perfecto en cuanto a sus analíticas de orina así que fisiologicamente hablando no tiene motivos para que se le escape el pis ni para hacer tanto y con tanta frecuencia. No sé, yo sigo controlándole el agua y sacándole todo lo que puedo y aún y así, siempre cuando hacemos ruta, pide para hacer.

Hoy hemos ido a Leganés donde hemos hecho ruta al gusto, es decir que cada cuál ha practicado lo que más ha necesitado para su vida cotidiana. En mi caso hemos hecho metro.
Hemos trabajado en el barrio de El Carrascal y hemos utilizado ese metro, hemos utilizado las escaleras mecánicas para bajar que ha hecho bastante bien, aunque le cuesta algo entrar en ellas, hemos llegado al andén y probado de acercarme a las vías. El perro ha hecho desobediencia inteligente y se me ha cruzado por delante parándose y haciendo que diera la vuelta para ir en sentido contrario a la vía. Cuando ha llegado el metro hemos subido sin problema, hemos hecho una estación y bajado y de vuelta. Veremos qué tal lo hace en Barcelona en plenas horas punta y en Paseo de Gracia que está en el mismo centro de la ciudad, ya que esta estación y a la hora en que la hemos practicado, estaba más que tranquila.
En general pero, lo ha hecho muy bien, las escaleras mecánicas no le gustan y le cuesta entrar pero una vez dentro está tranquilo y sale bastante despacito, de hecho es lo contrario a Bella, ella entra muy bien a las escaleras, está tranquila pero para salir lo hace zumbando.

Ya en la residencia hemos comido y por la tarde hemos tenido la charla de la vuelta a casa que nos ha dado Eloy. Nos ha comentado punto por punto el informe que deberemos cumplimentar cada semana durante el primer mes y luego cada mes durante un año y es que son como unos 18 ítems y está bien saber exactamente a qué se refiere cada uno para luego rellenarlos de manera adecuada.
Después de esto hemos hablado ya sí, de la vuelta a casa, del viaje de mañana, de reducirles esta noche el pienso a la mitad y que beban muy poco agua para no tener sorpresas, de como si tenemos mascotas en casa hay que presentarles al nuevo miembro… En mi caso por ejemplo que ya tengo dos perros guía más, hay que de uno en uno sacar al perro de la casa a la calle, que se huelan, jueguen un poco, se empiecen a conocer y entonces entrar con ambos a la vez a casa. Una vez dentro, enseñarle al nuevo perro toda la casa llevándole de la correa.
Una vez terminada la charla y respondidas las dudas y preguntas nos hemos ido a sacar a los perros a hacer y los chicos de Eloy, o sea Zuli y Manuel a prepararse porque hoy les vienen las familias educadoras de sus perrines.
Yo he ido un ratito con Alex a la zona de suelta pero vaya, poco rato y luego ya le he puesto de cenar a Oldo.
Hacia las 7 he ido a la cafetería porque habíamos intentado quedar con Bea para hacerle a Javi la despedida ya que él como vive en el propio Madrid se irá mañana después de comer pero no nos acordábamos que venían las familias así que al final no ha habido despedida como tal. De todos modos a las 7 en la cafetería que hoy hay cañas de nuevo! y bueno, cuando he llegado justo ya se iban las familias así que al final nos hemos reunido como siempre un ratito antes de la cena.

Mañana ya es el último día y los nervios campan a sus anchas, al menos para mí… Vamos a ver qué tal funciona Oldo con dos perros más en casa, sin Richi y ya trabajando a tope. Mi peque no me preocupa, ya conoce a Oldo de haberle visto en fotos y en los facetimes de vídeo que hacemos y tiene muchas ganas de que lleguemos a casa y yo tengo ganas infinitas de ver a mi Vikingo.

Diario de un perro guía: 18/04/2018: Día institucional.

Pensamiento visitado 153 veces

Creo que hoy es el día que hemos trabajado menos y acabado más agotados.
Después de la rutina matutina del “haz”, el desayuno y otro “haz” hemos ido en la furgo al centro de Boadilla donde hemos hecho una pequeña ruta y de paso quienes lo han necesitado han parado en la agencia de viajes para empezar a comprar los billetes a casa. En mi rato de ruta por ejemplo he acompañado a Richi a comprar sus billetes para Gijón y Barcelona para la semana que viene que nos hará el seguimiento a domicilio.
Hemos vuelto a la residencia pronto porque a las 11 Simón, el veterinario nos esperaba para darnos primero una pequeña charla individual sobre nuestros perros y luego una colectiva.
Me ha comentado de Oldo que está muy bien, que todas sus analíticas están perfectas, que su peso ideal es el que tiene actualmente, 28kg pero que no pasa nada si oscila 2kg por arriba o por abajo, no más y que en las placas que se le hicieron de codos y hombros está perfecto y en lo que respecta a las caderas, en la derecha tiene una levísima displasia, no así en la izquierda que está perfecta. Me ha comentado que el límite correcto del ángulo de cadera es 105 y que Oldo está entre 103 y 104. Que como aún le queda un poco por desarrollar incluso podría corregirse pero que en cualquier caso esta pequeña displasia no afecta en nada a su trabajo.
de hecho de nuestro subgrupo de 5, todos han salido con algo de displasia excepto uno.
En la charla colectiva nos ha hablado un poco sobre las vacunas que lleva, las pipetas, un poco sobre el informe que también nos darán en papel y digital y ha respondido nuestras dudas y preguntas.

Finalizada la charla ha tocado la sesión de fotos, una individual cada uno con nuestro perro para el carnet de perro guía, otra grupal para tenerla de recuerdo y otra de nuevo individual con nuestro perro para regalarla a los educadores y si queremos, para tenerla también nosotros de recuerdo.

Al terminar hemos tenido el tiempo justo para poner a los perros a hacer nuevamente, relajarnos un poco e ir a comer. Hoy de hecho la comida ha sido a las 2 ya que comemos con la plana mayor de la FOPG, la directora, el coordinador y otras personas importantes de la fundación y ONCE. La verdad es que lo que hoy ha tocado, sin ser platos espectaculares es de lo que más me ha gustado… Pedazo de carbonara que hace Sagrario! y lo mismo puedo decir del guisado de ternera, que no he podido terminar… Con los tallarines carbonara ya hubiera tenido suficiente. Y aunque no me he terminado el guisado, por mis narices he tenido que probar también la tarta de queso de postre, casera por supuesto jajaja que también estaba rica.

Cuál ha sido el resultado de semejante comilona más una charla sobre el contrato de usufructo del perrín más la descripción de los papeles en tinta que hay en la carpeta que nos han entregado? Una somnolencia tremebunda unida a algún momento de desconexión… Suerte de mi grabadora! y de que nos van a enviar también por mail toda la información y documentos de la carpeta, contrato incluido.

También hemos tenido una pequeña reunión con Matilde la directora y Alberto el coordinador para hablar un poco de que nos ha parecido el curso, la estancia, si teníamos comentarios, sugerencias, críticas… Todos en general hemos dicho que la estancia, la residencia, las comidas, vaya que todo estaba muy bien, los perros, los instructores… Hemos hecho un par de comentarios en cuanto a cositas a mejorar y parece que… no han tenido muy buena acogida cosa que me ha sorprendido, entiendo que a todos nos gusta que nos halaguen y nos digan lo positivo pero si haces una reunión supuestamente también para escuchar aspectos a mejorar… Pero bueno, nada grave.

El resto de la tarde ya sabéis, la rutina del “haz” la cena del perrín, su agua, otro “haz” y a la cafetería, que hoy Bea si tenía cañas de chocolate!!!! y ya sabe y se acuerda que cuando tiene, al menos 2 nos las guarda a Zuli y a mí.

Bona nit, el curso ya va tocando a su fin y empieza a notarse el ambientillo prevuelta a casa con algo de nervios y espectativa del como irá.

Diario de un perro guía: 17/04/2018: Aprender aprendo, y divertirme, aún más.

Pensamiento visitado 208 veces

Qué maravilla esto de poder descansar la noche del tirón sin que un simpático perrete me despierte para hacer que le saque. Pequeño problema solventado!
Lo que no está tan solventado es a lo largo del día. Le saqué a las 7 menos 10 de la mañana, controlándole el agua, y a las 8 y 10 volviendo del desayuno se ha hecho pis justo antes de entrar en el dormitorio… y como sabéis no ha sido la primera vez, así que se lo he comentado a Richi que ha hablado con el veterinario y ha dicho que tomemos una muestra para analizar.

La ruta de la mañana hoy ha sido por Moncloa, además tenemos de nuevo observadores. Esta vez son dos cuidadores de perreras que se están formando para ser entrenadores, son Rafa y Olga, y van acompañados de Cristóbal que ya es entrenador. Yo he sido la primera en salir y han estado observando mi trabajo, luego se han ido con Eloy y Zuli.
Hoy de nuevo he quedado algo descontenta, me siento insegura y así se lo he transmitido a mi instructor. El trabajo no ha sido malo, pero Oldo sigue obsesionado con Richi, y no hace más que mirarle cosa que al final me ha hecho pensar si realmente el perro trabaja bien siguiendo mis órdenes o lo que hace es seguir al instructor? Richi me ha dicho que él permanece a nuestro lado porque llevamos muy poco tiempo y en ocasiones hay que apoyar el trabajo, pero que Oldo me atiende también a mí, porque a ratos va un poco por detrás o por delante y el perro sigue obedeciendo… Confieso que aún y así, no las tengo todas conmigo.

Cuando nos hemos encontrado con los entrenadores antes de subir al bus ya para ir a la escuela me han dicho que se nota que soy renovadora por mi soltura con Oldo, y que consideran que hemos hecho muy buen trabajo. He agradecido estos comentarios, como algunos ya sabéis por haber ido a por un perrete y los otros pues os lo cuento, aún siendo renovadores nos va muy bien y necesitamos este tipo de refuerzos positivos para ayudarnos a sentirnos más seguros, igual por supuesto que también necesitamos críticas constructivas cada vez que sean necesarias para mejorar en nuestra tarea.

Hemos comido con los chicos de esta mañana, parte de su entrenamiento es meterse en nuestra piel y lo hacen poniéndose unos antifaces para no ver nada. se les oía reírse como un poco agobiadetes por la situación de comer a oscuras.
Por la tarde después de comer y del “haz haz” de los perretes hemos tenido charla con Eloy sobre psicología canina. Y lo que le gusta largar a Eloy!!! y no es una crítica, la verdad es que es un placer escucharle tanto en sus charlas teóricas como en general cuando vamos en la furgo o estamos en el comedor, es super ocurrente, como le dice Manuel, es que siempre tiene una salida para todo! y me lo paso genial, me río mucho, pero mucho mucho! hacemos mucha broma y eso ciertamente es algo que en Rochester con la instructora no teníamos tanto, a causa de un motivo obvio, la barrera idiomática.
Como comentaba hemos seguido hablando de psicología canina, esta vez profundizando en las características de cada uno de nuestros perros en cuanto a los tipos de sensibilidad. Al final, a groso modo, Oldo es en general de sensibilidades medias tanto corporal como auditiva, visual y emocional… Lo de la emocional, sin embargo, , lo pongo un poco en duda a causa del tema de los pises con tanta frecuencia y en la resi, ya que por lo que me comentó la familia educadora y el propio instructor, esto no lo había hecho nunca hasta ahora, por lo cuál deduzco que este cambio le está afectando y quizá lo manifiesta de esta manera.

terminada la charla hemos dado por concluida la jornada de trabajo y cada uno se ha ido a su habitación. Yo como sabéis le he atrasado la hora de la comida a Oldo, así que después de descansar un poquito y viendo que hace solete he aprovechado a llevarme a Oldete a la zona de suelta.
He cogido como nos enseñaron el silbato y unas cuantas bolas de pienso y allá que nos hemos ido. NO hace falta que os diga que ha sido súper obediente, de hecho lo complicado ha sido que se alejara un poco de mí y corriera ya que al oler el pienso no se separaba de mi lado. Quería ir con mis compis de grupo Alex y Javier, pero Javi no se encontraba muy bien y Alex le había dado justamente la comida.
Hemos estado unos 10 minutos y de nuevo a la habitación donde le he dado la comida y al cabo de un ratín he ido a la cafetería como cada tarde a charlar un poquito.

después del agua, el “haz” y la cena, he llamado a casita para hablar con Juanjo y contarle a mi peque su cuento favorito, mi versión de los 3 cerditos vía facetime de vídeo para acostarle y ya me he puesto a escribir un poco con una pequeña interrupción para el último “haz” del día.

Diario de un perro guía. 16/04/2018: Control del impulso de caza, rechazo de alimento, salida por Majadaonda y visita de algunas familias educadoras.

Pensamiento visitado 249 veces

¡Sííííí! parece que ha funcionado! no me ha despertado en plena madrugada así que hoy volveré a hacer lo mismo a ver que tal.

El coche escoba, o sea yo, que me denomino así jeje he pasado a por Zuli y hemos ido al desayuno. La verdad es que siempre nos vamos llamando una a la otra cuando hay que salir o lo que sea. Y yo sigo comiendo mis tostadas de tomate y aceite y el colacao, el desayuno no varía, son estas tostadas o con mantequilla y melmelada, café, té, colacao y o un vaso de zumo de brick y en medio de la mesa hay unas cestas de mimbre con paquetitos individuales de galletas tipo María, magdalenas y paquetitos de dos magdalenas valencianas (las alarggaditas).

Después del desayuno y de llevarles a hacer, hemos tenido sesión práctica en el hall. Eloy ha provocado a los perros gradualmente. Hemos empezado practicando el control del impulso de caza utilizando juguetes. Primero solo se los ha ido mostrando a los perros, luego haciendo ruidos con los juguetes y por último lanzándolos cerca suyo… Como imaginaréis primero han reaccionado pero a base de corregirles con los comandos “deja” y “quieto” han ido controlándose.
Luego ha tocado la comida que es lo que yo más temo, al menos por la experiencia con Bella y veo que Oldo es igual. Con los juguetes les ha hecho caso pero no ha sido algo muy exagerado pero la comida… ay amiga, la comida ya es otra cosa. Ha ido pasando Eloy con pienso en la mano y Oldo se le avalanzaba… Me ha costado mucho controlarle y tengo muy claro que la comida va a ser como lo es en Bella, su mayor punto débil.

Al terminar nos hemos ido a por los arneses y a la furgo a hacer ruta por Majadaonda.
Esta vez nos hemos quedado los que no trabajábamos en la furgo. Ha sido una ruta más relajada que las anteriores por Madrid y hemos practicado obstáculos y distracciones ya que había bastantes perritos.
Nada nuevo que contar, Oldo sigue trabajando bien, tengo que corregirle para que se concentre en mirar la ruta y no estar todo el rato buscando a Richi al perderle de vista.
Cuando en la furgo ya íbamos de camino a la escuela para comer, nos han dado el bombazo. Las familias educadoras de los perretes de Richi vienen esta tarde a las 4!!! ya me han dado los nervios… En parte tengo muchas ganas de ver quienes han educado al perrillo pero como siempre me da mucho corte.

Después de comer el grupo de Eloy se han ido a hacer un largo paseo con los perros por zona rural para seguir practicando distracciones con Eloy lanzándoles palos, piñas y otros objetos a los perrillos…, me hubiera encantado ir a hacerlo, además con la buena tarde que ha hecho! y nosotros nos hemos quedado en la sala 2 con Richi que nos ha dado una charla teórica sobre el Gentle Leader, que es una correa de hocico, es otro punto de control del perro al igual que el collar. No es un bozal, no le cierra el morro por delante, es una correa atada por detrás de las orejas y que hace que tengan el morrete algo más cerrado pero sin apretar. nuestra correa puede ir sujeta igualmente al collar o un mosquetón al collar y otro al gentle, o solo ir cogida a la pequeña anilla del gentle.
Hemos aprendido a colocárselo a los perros y hemos hecho una pequeña práctica en el hall yendo con los perros en “junto” por el pasillo del comedor a las habitaciones y vicebersa. Aunque no me gusta nada ponérselo a Oldo, reconozco que se nota la diferencia una vez lo llevan puesto. No tiran en absoluto y a poco que hagas un levísimo gesto para indicarle lo que quieres, lo hacen. Aún y así, espero no tener que ponérselo, eso sí, no les hace daño.

Terminada la práctica hemos ido a las habitaciones, he puesto a Oldo a hacer y a las 4 y nada me ha tocado Richi a la puerta que la familia ha llegado y esperan en el hall.
El primer momento para mí ha sido bastante tenso y algo incómodo, logicamente la familia a quien más ganas tenía de ver era a Oldo y es en quien se han volcado en cuanto nos han visto. Oldo por su parte se ha alegrado muchísimo de verles, tirándome de la correa e intentando ponerse a dos patas. Como ya nos habían comentado los instructores, en cuanto nos hemos acercado a la familia, les he dado la correa para que puedan disfrutar juntos del reencuentro. Una vez calmados un poco nos hemos presentado. La familia educadora de Oldo son Ana y Germán con sus dos hijos ambos chicos, de 14 y 18 años.
Hemos estado en la cafetería más de 2 horas hablando, ha sido un rato agradable. Hemos hablado un poco de todo, desde donde va a ir Oldo, de mi familia, nuestros dos perros, les he contado también un poco como es el proceso cuando nos entregan a nuestro nuevo compi peludo, ellos me han contado sobre como era de trasto Oldo de cachorrito, que le encanta el agua, que es muy sociable, según ellos el más guapo de su barrio… son de Alcorcón y se ve que hay muchas familias educadoras por esa zona.
Ana se emocionaba de vez en cuando, los chicos se hacían fotos con el perrete, lo acariciaban… Oldo les saludaba a todos y también a mí, no se olvidaba de mí y de vez en cuando se acercaba a darme con el morrete, cuando podía o estaba cerca mío claro. Al final nos hemos dado los whatsapps, Bea nos ha hecho una foto de grupo y se han despedido. Ha sido la última familia en marcharse, yo me he quedado en la cafetería para que Oldo no vea por donde se van y luego no se ponga triste y quiera intentar ir por ahí y así nos hemos prometido seguir en contacto y que cuando vengamos por Madrid les avisaré y si ellos van por Catalunya que me avisarán a mí.

Hemos ido a la habitación a que Oldo coma que ya eran las 6 y cuarto cosa así y a la cafetería a contarnos un poco entre todos que tal la experiencia, todas buenas.

El resto de la tarde noche rutinario, agua para el perrete, salir a hacer, cenar, un ratito de pausa y a las 11 después de haberme quedado dormida encima de la cama, sacarle de nuevo para su último “haz”.