Brandenburgo accessible: hotel accessible, paseo en barco y Palacio Rheinsberg

Pensamiento visitado 257 veces

Empezamos el segundo día del fam trip con un suculento desayuno en el que por supuesto he probado las salchichas (wurst) de esta región, super ricas y picantitas.
A las 9 hemos arrancado las actividades de hoy con el director del hotel el señor Peter Vogt, que ha venido a presentarse y a mostrarnos las instalaciones y hablarnos de su accesiblidad.

Accesibilidad en el SeeHotel Rheinsberg

chico en silla de ruedas en la terraza de la habitación con vistas al lago.

Como comenté en el post anterior, el hotel tiene 104 habitaciones con 186 camas y todas las habitaciones están completamente adaptadas para personas con movilidad reducida.
Todo el hotel está adaptado, puedes moverte entre los 3 edificios desde la segunda planta donde está recepción y el comedor/cafetería. Cada edificio además es de un color, por ejemplo donde me alojo yo es el edificio Brandenburgo y es rojo, el de mis compañeros es el Berlín y es de color azul. Cada edificio está asociado al color de la región de la cual toman el nombre. Que sea cada uno de un color ayuda a la orientación, especialmente a las personas mayores, o con discapacidad visual o cognitiva.
Los ascensores tienen la botonera en braille y avisos sonoros en los que informan en que planta te encuentras y lo que hay en ella.

Dos chicos en silla de ruedas usando la lanzadera de bolos en la bolera

Un señor en silla de ruedas y Kity, también en su silla con las máquinas del gimnasio adaptadas

En la primera planta, por la que también se puede acceder desde el exterior hay el área de ocio y relax, una bolera con lanzadera para que las personas en silla puedan jugar a bolos, un bar con su pequeña zona de discoteca, un gimnasio con máquinas de ejercicio accesibles, una pista con graderío que puede alojar distintos eventos deportivos, una piscina donde se puede acceder en silla y hasta un hidromasaje.
También hay zona de futbolín, billar y ping-pong.

Paseo en barco adaptado

Después de la visita al hotel nos hemos dirigido a uno de los embarcaderos del GrienerickSee y hemos dado un paseo de 2 horas por éste y otros lagos.
El barco de la compañía MS Remus tiene dos plantas. Hemos accedido por una rampa por lo cual las sillas han entrado sin problemas. La planta de acceso es cubierta y hay una pequeña cafetería y varias mesas con sillas y un baño adaptado. En la planta superior está la terraza descubierta, con más mesas y sillas a la que podemos acceder por una escalera, y también tienen una plataforma para las personas en silla.

Núria, Izaskun, Kity y un poco de Carlos el guía en la terraza del barco con vistas al canal.

Ha sido un paseo super agradable, con solecito, algo de viento…, hemos podido observar distintas aves, bosques y disfrutar del paseo entre lagos y canales. El capitán iba contándonos un poco creo sobre la historia y el paisaje de la zona pero claro, en alemán.
El servicio de cafetería se extiende a la terraza así que nos han servido bebidas cosa que ha hecho aún si cabe más agradable la navegación.

Palacio Rheinsberg

Núria con su perro guía en la puerta del palacio de Rheinsberg

Después de comer en el restaurante Seehof Rheinsberg, yo un schnitzel (filete empanado) con salsa holandesa y las sempiternas patatitas acompañado de un Riesling, hemos visitado el castillo o palacio Rheinsberg, Schloss Rheinsberg.
El rey de Prusia Federico Guillermo I regaló a su hijo el príncipe heredero y futuro rey Federico II el Grande, este palacio donde se instaló con su esposa en el 1736 y vivió ahí según él mismo cuenta, los mejores años de su vida.
En 1740 cuando ascendió al trono su residencia se trasladó al palacio de Sanssouci en Potsdam y 4 años más tarde Federico le cedió el palacio a su hermano menor el príncipe Enrique, quien junto a su esposa se instalaron en 1752, y como amante del arte que era, el príncipe siguió embelleciendo y ampliando el castillo.
Cuando Enrique falleció en 1802, fue enterrado en una pirámide truncada que él mismo hizo construir en los jardines del palacio.

núria con su perro guía a la orilla del lago grienerick y de fondo el palacio Rheinsberg

El palacio fue de propiedad privada hasta que en 1945 ya con Alemania dividida y encontrándose en Alemania Oriental fue expropiado y pasó a convertirse en una clínica para personas con diabetes.
En la actualidad el palacio y sus jardines pertenecen a la Fundación para Palacios y Jardines Prusianos de Berlín.

Por supuesto la visita al palacio es totalmente accesible en silla y también hay audioguías. Nosotros íbamos con un guía y Carlos que nos ha traducido las explicaciones.
Para saber de manera más detallada sobre la accesibilidad del palacio, entrad en el Informe de accesibilidad de los chicos de Equalitas Vitae & silleros Viajeros

La visita para mí ha sido historicamente interesante, en cuanto a lo que he percibido como persona ciega han sido variedad de salas, todas con los suelos de madera, unas más amplias, otras más pequeñas, algunas con menos eco ya que tenían las paredes recubiertas de telas que por cierto he podido tocar al tener unas pequeñas muestras y también he notado mucho el sol y la claridad, y es que el palacio tiene muchos y enormes ventanales.

Núria con su perro guía a la derecha de la imagen, y se ve el embarcadero con figuras de madera de una sirena, un caballito de mar...

Al terminar la visita del palacio y de la residencia de verano que estaba justo en el nivel inferior, hemos aprovechado para pasear por el lago Grienerick y tomarnos unas fotos con él y el palacio como telón de fondo. Luego yo he seguido paseando con Carlos nuestro guía, y Sabine del Seehotel, hasta el embarcadero de esta mañana donde he tocado a placer unas esculturas de madera de unas sirenas, un caballito de mar, una Pipi Långstrump… muy divertidas y bien hechas.

La cena

Esta noche no hemos cenado en el hotel sino en la Pension am Schlosspark y me he pedido solo un entrante aunque muy contundente con carne de ternera, hojaldre, patata…, pero es que uf… si algo estamos haciendo con contundencia y afición es comer y es que siempre que viajo me encanta probar la gastronomía de cada lugar, creo que es esencial y es una manera más de integrarnos y entender la cultura y costumbres del lugar al que viajamos.

¡Podcasts!

¡No os perdáis los podcasts que grabé sobre este día!

¡Síguenos y no te pierdas nada!

Publicado por

amaterasu

Fundadora de Sixsense Travel, plataforma de turismo inclusivo. Apasionada de mi família Vikinga, los Viajes, la inclusión y la igualdad de género. Intentando hacer de este mundo un lugar mejor donde vivir.

2 comentarios sobre “Brandenburgo accessible: hotel accessible, paseo en barco y Palacio Rheinsberg”

  1. Me ha gustado mucho los lugares que has visitado y explicado con detalle. El Podcats también ha estado bien pero se oía bastante viento.

    Haciendo un resumen, paisajes bonitos, tranquilos y los hoteles muy bien adaptados.

    1. ¡Me alegro que te haya gustado! y sí, la verdad es que tuvimos algo de viento però Bueno… parte del directo! jeje.
      Besitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.