Brandenburgo accessible. 1º día: Berlín, Linum, Rheinsberg

Pensamiento visitado 616 veces

Empezamos la aventura para descubrir Brandenburgo accesible con Izaskun y Kity de Equalitas Vitae & Silleros viajeros y María y Fran de Todo Disca
En esta ocasión, como comentaba, nos vamos a Brandenburgo, a la Región de los lagos de Ruppiner Seenland.
Esta vez nos encontraremos en Berlín, aunque Fran y María hacen escala en Barcelona, así que nosotros tres viajaremos juntos.

He llegado al aeropuerto a las 10 menos 20, dos horas antes de la salida del vuelo como indican las normas de Aena para las asistencias, y en el mostrador de Vueling, la compañía con la que volaré, esta vez me han solicitado por primera vez la documentación en regla de Oldo, mi perro guía, es decir, su cartilla de vacunación. Yo le hice un pasaporte y así todo está en él, no tengo que llevar distintos documentos.

Al llegar a la puerta de embarque me he encontrado ya con María y Fran, y de nuevo antes de subir al avión me han vuelto a pedir ver a Oldo y sus papeles. Se ve, según me han comentado, que Vueling está actualizando su normativa, y ahora se requiere de esta verificación.

El vuelo ha durado unas 2 horas y media, y hacia 14:30H hemos aterrizado en Berlín.

Hemos bajado del avión con un vehículo elevador, se acopla al avión y así queda en cota cero, perfecto para que la silla de ruedas pueda salir del avión sin dificultad. Una vez ubicados en el elevador que por cierto tiene asientos, hemos descendido y nos han llevado a la terminal.
Me ha encantado porque nos han dejado justo en las cintas para recoger el equipaje, y unos metros más allá ya había una salida, cosa que yo necesitaba urgentemente para que Oldo hiciera sus cosas.

En el aeropuerto nos esperaba Carlos, quien sería nuestro guía durante estos días, y mientras esperábamos a Kity e Izaskun, hemos aprovechado para comer algo en un burger y para irnos conociendo con Carlos.

Al final hacia las cinco, ya todos juntos, hemos partido del aeropuerto con minibuses adaptados hacia la región de Brandenburgo.

linum y centro NABU

Núria con su perro guía y Fran y kity en silla de ruedas. De fondo la representación de un nido de cigüeñas con una familia dentro

Hemos salido por la parte norte noroeste de Berlín, y a mitad de camino nos hemos detenido en Linum para visitar el centro de observación Nabu de grullas y cigüeñas en su paso migratorio por esta zona, donde hay unos humedales perfectos para observarlas.

Mapa con el recorrido de las cigüeñas

Imagen con diferentes fotos de los pájaros que habitan la zona

Nos han mostrado como son sus nidos, nos han contado que las cigüeñas pesan unos 80 gramos al nacer, que pueden medir un metro 20 de alto y casi 2 con las alas extendidas, hemos visto los nidos que pueden llegar a pesar más de 200kg… Ha sido muy interesante conocer algo más de las costumbres y características de estas aves.

A este centro se puede venir por libre o también un guía puede acompañarnos. Nos han comentado que tienen elementos táctiles para que las personas ciegas puedan tocarlos, y que en coche también se puede acceder.
También realizan cursos y talleres para niños explorando la zona, los lagos que hay, viendo de qué se alimentan las aves, etc.

Rheinsberg

Hemos llegado a Rheinsberg hacia las 7 y nos hemos instalado en el hotel SeeHotel que además està justo al lado del Grienericksee o lago Grienerick. Un hotel totalmente adaptado a personas con movilidad reducida, sus 104 habitaciones y todos sus servicios así lo demuestran.

Sabine, la sales Manager del hotel, me ha acompañado a mi habitación y me ha enseñado su distribución. Me ha gustado su iniciativa, es una buena práctica que cuando una persona ciega se aloje en un hotel alguien pueda mostrarle donde se ubica su habitación, como llegar a ella, donde está la recepción, el ascensor, el comedor/cafetería y el resto de servicios que el cliente tenga interés en utilizar.

Una vez dejado el equipaje y habiendo comido Oldo, hemos bajado a cenar.
La cena ha sido de bufet, y la verdad que estaba todo muy bueno, un bufet muy completo de cocina propia y con platos de temporada.

Al terminar hemos decidido que en vez de bajar al bar a tomarnos una copa sería mejor ir a descansar ya que ha sido un día movidito, así que yo en mi edificio rojo Brandenburg y los demás en su azul Berlín, nos hemos despedido hasta mañana.

¡Podcasts!

¡No os perdáis los pequeños podcasts que grabé en vivo en este viaje!

¡Síguenos y no te pierdas nada!

Publicado por

amaterasu

Fundadora de Sixsense Travel, plataforma de turismo inclusivo. Apasionada de mi família Vikinga, los Viajes, la inclusión y la igualdad de género. Intentando hacer de este mundo un lugar mejor donde vivir.

2 comentarios sobre “Brandenburgo accessible. 1º día: Berlín, Linum, Rheinsberg”

    1. Guapa, ¡Muchas gracias por leer y comentar! en breve va el segundo post con un paseo en barco entre otras muchas cositas chulas por hacer allí.
      Besos y ya sabes… ¡stay tunned! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.