Ceuta inclusiva. Una Ciudad que os va a sorprender

Pensamiento visitado 146 veces

Ceuta os va a sorprender. Tan cerca pero tan alejada de los típicos destinos turísticos, es una joyita por descubrir.

3 
personas. Izaskun, Núria con su perro guía y Kity en silla de ruedas y detrás un cartel que pone, Ceuta te va a gustar

Una ciudad ideal para una escapada de fin de semana, o incluso de una semana entera para poder disfrutarla al completo, Ceuta es una ciudad que os encantará, por lo bonita que es, lo amigable y por todo lo que tiene que ofrecer.

Gracias a turismo de Ceuta, y a Anabel que fue quien estuvo en contacto con nosotros desde el principio , tuvimos la ocasión de conocer Ceuta y es una visita que os aseguro que no os va a dejar indiferentes.
La imagen que teníamos de ceuta, basicamente a través de los medios de comunicación, no es para nada lo que descubrimos al pasar unos días allí.
En este nuevo blogtrip para descubrir la accesibilidad en ceuta, tuve la suerte de contar de nuevo con mis amigos Izas y Kity de Equalitas Vitae & silleros Viajeros.

Como llegar

Hay varias maneras de llegar a ceuta.
Nosotros fuimos en avión hasta Málaga, de ahí en taxi adaptado hasta Algeciras y en Algeciras cogimos un ferri de la compañía FRS que nos llevó a Ceuta en más o menos una horita.
También se puede llegar en helicóptero desde Málaga, Algeciras o Melilla pero en nuestro caso no fue posible a causa de viajar con mi perro guía. Me comentaron que por motivos de seguridad y del tamaño del helicóptero no veían posible que accediéramos con el perro a la cabina.

Núria en el exterior del barco sonriendo y con los ojos cerrados, y de fondo el mar con mucha espuma

Probablemente la manera más rápida y por lo que cuentan la más bonita sea llegar a Ceuta en helicóptero pero reconozco que aunque ocupamos toda la mañana en llegar, me encantó el rato en barco. Es un catamarán muy amplio con unas butacas muy cómodas y tiene una terracita para salir al exterior a que te dé el aire. Yo quise salir aunque no duré mucho, aunque me encantó que gotas de agua marina me refrescaran la cara, el viento era considerable y a los pocos minutos volvimos dentro.

Al llegar a Ceuta ya nos esperaba Anabel y un taxi adaptado que nos llevó a nuestro hotel.

El hotel

Nos alojamos en el Hotel Puerta de África situado en el centro de la ciudad, en la Calle Alcalde Sánchez Prado 3. es un hotel muy bien situado a unos 300 metros del puerto y desde el cual podréis ir a casi toda la ciudad a pie, exceptuando los miradores.
Es un hotel accesible para personas con movilidad reducida que consta de varias habitaciones adaptadas, y que de hecho, cuando hablamos con su director encantador por cierto, nos dijo que quiere hacer un plan de renovación para hacer aún más accesible el hotel o mejor dicho, más inclusivo para todos.
Para que veáis todas las especificidades de accesibilidad que tiene actualmente el hotel podéis entrar en el Artículo de Equalitas Vitae sobre el hotel

Después del check in, Anabel me acompañó a mi habitación y me mostró un poco la ubicación de los distintos elementos, donde estaban los enchufes, el aparato de aire acondicionado, el baño, etc. Las cositas básicas que sin ayuda también habría encontrado pero tardando mucho más rato.
Una vez dejado el equipaje bajamos a comer al restaurante del propio hotel donde nos sirvieron un aperitivo y una paella del señorito, hay que reconocer que cocinan muy bien, y después de saludar al director y de una agradable sobremesa nos dispusimos ya a empezar a conocer Ceuta.

Playa de la Ribera

En la playa de la Ribera, Núria de perfil con su perro guía Oldo y el mar de fondo.

situada en pleno casco urbano de Ceuta, la playa de la Ribera mide unos 700 metros de largo y es una de las preferidas de los ceutíes.
Es una playa accesible para personas con movilidad reducida, se puede acceder a ella en ascensor y está dotada de todos los servicios necesarios, desde socorrista hasta chiringuitos. Además tiene una amplia acera al lado para poder disfrutar de ella sin necesidad de bajar a la arena.
Está orientada al sur por lo tanto las aguas que la bañan son las del mar Mediterráneo.

Tenía que ser el primer lugar que fuéramos a ver, ya que si algo caracteriza a Ceuta es el MAR. Conocida como la puerta de África y rodeada por el océano Atlántico al norte y el mar Mediterráneo al sur, fue un gusto poder pisar la arena de la playa y disfrutar del sonido de las olas. ¡Ganas no me faltaron de darme un bañito!

El Palacio de la Asamblea

Núria con su perro guía enfrente del ayuntamiento de Ceuta.

Proseguimos el paseo, y en plena plaza de África nos encontramos con el Palacio de la Asamblea, actual ayuntamiento de Ceuta. De arquitectura sobria y elegante empezó a construirse en 1914 pero no fue hasta 1927 que se inauguró.

En la misma plaza se sitúa el Parador Nacional. Tiene una fachada preciosa con distintos grabados en relieve que fue un placer tocar.
Entramos en el Parador y accedimos a ver la Puerta Califal.

la Puerta Califal

La Puerta Califal, integrada en las murallas omeyas del siglo X que protegían Ceuta, constituía la entrada principal a su medina.
Empezaron a construirse a mediados del siglo X por el califa de Córdoba Abderramán III y fue su hijo quien terminó su construcción.
Cuando las murallas se ampliaron en el siglo XV, la Puerta Califal quedó tapiada y enterrada en las propias murallas reales.

Núria en la puerta califal.

La Puerta Califal mide unos 4 metros de anchura, está enmarcada por un arco de herradura y tras él se sitúa una estancia cupulada.
La visita es casi accesible, digo casi porque hay un pequeño desnivel para acceder a una parte de la estancia que por lo pronto no pueden salvar las sillas de ruedas, de todos modos vale la pena visitarla. Podemos encontrar vestigios arqueológicos en excelente estado de conservación de más de 2000 años en el subsuelo, protegidos por plataformas de cristal.
Vemos restos pertenecientes a la época romana tardía de los siglos I y II DC como un horno para cocer ámforas, una pileta para hacer salazón, una canalización de agua.
De la época medieval vemos a parte de la propia Puerta Califal restos de las murallas omeyas y algo de suelo.

La visita es gratuita, con guía oficial y para grupos de máximo 20 personas, previo contacto con la oficina de turismo.

Las murallas reales

Son el monumento más representativo de Ceuta, y se construyeron para proteger la ciudad antigua, que se ubicaba en el itsmo y la península de Almina del resto del continente. Gracias a su foso, el único navegable de agua salada de todo el mundo y su puente levadizo, la ciudad quedaba aislada.
Hoy en día dos puentes levadizos cruzan el foso, uno en cada embocadura. El puente de Cristo en la norte, y el puente nuevo o de la vírgen de África en la sur.

Núria y su perro guía en las murallas de Ceuta y el canal que comunica el Mediterráneo con el Atlántico

El conjunto consta de varias líneas defensivas compuestas por baluartes, murallas almenadas, bastiones, plaza de Armas y un foso navegable de agua salada de trescientos metros de longitud.

Como comentaba hablando de la Puerta Califal, las murallas originales empezaron a construirse en el siglo X y fueron reforzadas y ampliadas en 1415 cuando los portugueses conquistaron la ciudad.
En el siglo XVI se construyeron los baluartes, el foso y el puente levadizo y entre los siglos XVII y XVIII se extendieron las defensas de la plaza de armas más allá del foso.

Primer plano de una gran maqueta de hierro de Ceuta y la mano de Núria tocándola

La plaza de armas forma parte del conjunto de las murallas, y se construyó para ocupar una gran extensión de terreno por donde el ejército que sitiaba la ciudad en esa época, el ejército de Mulei Ismail estaba peligrosamente cerca. Con la plaza de armas construida, a parte de alejar al enemigo, sirvió de punto de reunión y partida de las tropas.

Aquí hay una gran maqueta de la ciudad de Ceuta hecha de hierro ideal para tocar y para hacernos una idea de la situación de la ciudad y sus distintos lugares y monumentos característicos, además de poder palpar a placer por donde discurren el foso y las murallas reales.

Conclusiones del día

Para ser el primer día fue uno muy ajetreado así que necesitamos una breve parada en el hotel antes de cenar.
Comimos en el Restaurante El Pescador situado en el puerto deportivo en Juan Pablo I.
La comida estaba rica, yo pedí unos lomos de atún deliciosos, y es que en Ceuta no puedes dejar de comer pescado, con tanto mar alrededor, es lógico que sea uno de sus imprescindibles. El ambiente también está genial, bonitas vistas y en pleno puerto deportivo. Cenamos en la terraza y se estuvo la mar de a gusto.

Nos fuimos a dormir con muy buenas sensaciones en cuanto a esta ciudad que desconocíamos casi por completo, y que estaba desvelándonos poco a poco sus encantos.

Si queréis info más detallada en cuanto a la accesibilidad de los lugares que visitamos especialmente para movilidad reducida, entrad en el post de Silleros Viajeros donde os dirigirán a cada recurso turístico y todas las adaptaciones que tienen.

¡Podcasts!

Ya sabéis que si queréis tener una experiencia más inmersiva de este viaje, podéis escuchar los pequeños podcasts que grabé en directo desde Ceuta.

¡Síguenos y no te pierdas nada!

Publicado por

amaterasu

Fundadora de Sixsense Travel, plataforma de turismo inclusivo. Apasionada de mi família Vikinga, los Viajes, la inclusión y la igualdad de género. Intentando hacer de este mundo un lugar mejor donde vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.