Diario de un perro guía. 16/04/2018: Control del impulso de caza, rechazo de alimento, salida por Majadaonda y visita de algunas familias educadoras.

Pensamiento visitado 249 veces

¡Sííííí! parece que ha funcionado! no me ha despertado en plena madrugada así que hoy volveré a hacer lo mismo a ver que tal.

El coche escoba, o sea yo, que me denomino así jeje he pasado a por Zuli y hemos ido al desayuno. La verdad es que siempre nos vamos llamando una a la otra cuando hay que salir o lo que sea. Y yo sigo comiendo mis tostadas de tomate y aceite y el colacao, el desayuno no varía, son estas tostadas o con mantequilla y melmelada, café, té, colacao y o un vaso de zumo de brick y en medio de la mesa hay unas cestas de mimbre con paquetitos individuales de galletas tipo María, magdalenas y paquetitos de dos magdalenas valencianas (las alarggaditas).

Después del desayuno y de llevarles a hacer, hemos tenido sesión práctica en el hall. Eloy ha provocado a los perros gradualmente. Hemos empezado practicando el control del impulso de caza utilizando juguetes. Primero solo se los ha ido mostrando a los perros, luego haciendo ruidos con los juguetes y por último lanzándolos cerca suyo… Como imaginaréis primero han reaccionado pero a base de corregirles con los comandos “deja” y “quieto” han ido controlándose.
Luego ha tocado la comida que es lo que yo más temo, al menos por la experiencia con Bella y veo que Oldo es igual. Con los juguetes les ha hecho caso pero no ha sido algo muy exagerado pero la comida… ay amiga, la comida ya es otra cosa. Ha ido pasando Eloy con pienso en la mano y Oldo se le avalanzaba… Me ha costado mucho controlarle y tengo muy claro que la comida va a ser como lo es en Bella, su mayor punto débil.

Al terminar nos hemos ido a por los arneses y a la furgo a hacer ruta por Majadaonda.
Esta vez nos hemos quedado los que no trabajábamos en la furgo. Ha sido una ruta más relajada que las anteriores por Madrid y hemos practicado obstáculos y distracciones ya que había bastantes perritos.
Nada nuevo que contar, Oldo sigue trabajando bien, tengo que corregirle para que se concentre en mirar la ruta y no estar todo el rato buscando a Richi al perderle de vista.
Cuando en la furgo ya íbamos de camino a la escuela para comer, nos han dado el bombazo. Las familias educadoras de los perretes de Richi vienen esta tarde a las 4!!! ya me han dado los nervios… En parte tengo muchas ganas de ver quienes han educado al perrillo pero como siempre me da mucho corte.

Después de comer el grupo de Eloy se han ido a hacer un largo paseo con los perros por zona rural para seguir practicando distracciones con Eloy lanzándoles palos, piñas y otros objetos a los perrillos…, me hubiera encantado ir a hacerlo, además con la buena tarde que ha hecho! y nosotros nos hemos quedado en la sala 2 con Richi que nos ha dado una charla teórica sobre el Gentle Leader, que es una correa de hocico, es otro punto de control del perro al igual que el collar. No es un bozal, no le cierra el morro por delante, es una correa atada por detrás de las orejas y que hace que tengan el morrete algo más cerrado pero sin apretar. nuestra correa puede ir sujeta igualmente al collar o un mosquetón al collar y otro al gentle, o solo ir cogida a la pequeña anilla del gentle.
Hemos aprendido a colocárselo a los perros y hemos hecho una pequeña práctica en el hall yendo con los perros en “junto” por el pasillo del comedor a las habitaciones y vicebersa. Aunque no me gusta nada ponérselo a Oldo, reconozco que se nota la diferencia una vez lo llevan puesto. No tiran en absoluto y a poco que hagas un levísimo gesto para indicarle lo que quieres, lo hacen. Aún y así, espero no tener que ponérselo, eso sí, no les hace daño.

Terminada la práctica hemos ido a las habitaciones, he puesto a Oldo a hacer y a las 4 y nada me ha tocado Richi a la puerta que la familia ha llegado y esperan en el hall.
El primer momento para mí ha sido bastante tenso y algo incómodo, logicamente la familia a quien más ganas tenía de ver era a Oldo y es en quien se han volcado en cuanto nos han visto. Oldo por su parte se ha alegrado muchísimo de verles, tirándome de la correa e intentando ponerse a dos patas. Como ya nos habían comentado los instructores, en cuanto nos hemos acercado a la familia, les he dado la correa para que puedan disfrutar juntos del reencuentro. Una vez calmados un poco nos hemos presentado. La familia educadora de Oldo son Ana y Germán con sus dos hijos ambos chicos, de 14 y 18 años.
Hemos estado en la cafetería más de 2 horas hablando, ha sido un rato agradable. Hemos hablado un poco de todo, desde donde va a ir Oldo, de mi familia, nuestros dos perros, les he contado también un poco como es el proceso cuando nos entregan a nuestro nuevo compi peludo, ellos me han contado sobre como era de trasto Oldo de cachorrito, que le encanta el agua, que es muy sociable, según ellos el más guapo de su barrio… son de Alcorcón y se ve que hay muchas familias educadoras por esa zona.
Ana se emocionaba de vez en cuando, los chicos se hacían fotos con el perrete, lo acariciaban… Oldo les saludaba a todos y también a mí, no se olvidaba de mí y de vez en cuando se acercaba a darme con el morrete, cuando podía o estaba cerca mío claro. Al final nos hemos dado los whatsapps, Bea nos ha hecho una foto de grupo y se han despedido. Ha sido la última familia en marcharse, yo me he quedado en la cafetería para que Oldo no vea por donde se van y luego no se ponga triste y quiera intentar ir por ahí y así nos hemos prometido seguir en contacto y que cuando vengamos por Madrid les avisaré y si ellos van por Catalunya que me avisarán a mí.

Hemos ido a la habitación a que Oldo coma que ya eran las 6 y cuarto cosa así y a la cafetería a contarnos un poco entre todos que tal la experiencia, todas buenas.

El resto de la tarde noche rutinario, agua para el perrete, salir a hacer, cenar, un ratito de pausa y a las 11 después de haberme quedado dormida encima de la cama, sacarle de nuevo para su último “haz”.

¡Síguenos y no te pierdas nada!

Un comentario sobre “Diario de un perro guía. 16/04/2018: Control del impulso de caza, rechazo de alimento, salida por Majadaonda y visita de algunas familias educadoras.”

  1. hola guapa! me está encantando leerte! ai, madre. cuando conocí a la família de Skylar… la ha educado Marrisa, una chica de 16 años, y tengo que decir que su trabajo con Skylar ha sido increíble. vinieron a verme ella, su madre y su sobrinito. Sky se lo pasó como loca, jugando al pillapilla por la sala con el nene, baboseando a Marrisa y a su madre… fue increíble. en el momento de la despedida, yo no podía más que llorar, llorar y llorar, y a Marrisa le pasó parecido. no queríamos soltarnos, y yo no pude ni despedirme. no tendré la suerte de poder bolver a verla, viviendo ella en EEUU será difícil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.