Fam trip por la comunitat Valenciana: Alacant y la Vila Joiosa

Pensamiento visitado 676 veces

Parece que llega una gota fría y por ello las actividades planeadas para hoy como visitar la escuela de vela adaptada e ir a la isla de Tabarca se han cancelado. ¡Una pena!, ya que tenía muchas ganas de hacerlas.
Los planes han cambiado pero no el destino así que hoy nos vamos a Alicante y a la Vila Joiosa.

Alacant, Alicante

Alicante es una ciudad con más de tres mil años de historia, como revelan los primeros restos arqueológicos encontrados en la Cova del Fum en Fontcalent, que datan del III milenio a.C. Los primeros núcleos habitados se sitúan en la ladera del monte Benacantil, donde se cree que hubo un poblado íbero. El primer núcleo urbano propiamente dicho se remonta al siglo IV a.C donde se localiza, en el Tossal de Manises, la colonia íbero-romana de Lucentum.

Hemos llegado a Alicante hacia el mediodía y con el minibus hemos ido directos a visitar el castillo de santa Bárbara. A Alicante se puede llegar perfectamente desde Valencia tanto en bus como en tren.

Castillo de Santa Bárbara

Núria con su perro guía y su caracol de peluche viajero en el castillo de santa Bárbara

El castillo de Santa Bárbara, en la cima del monte Benacantil recibe su nombre en commemoración del día en que los cristianos recuperaron la ciudad de manos de los musulmanes, ese día fue el 4 de diciembre de 1248, y el 4 de diciembre en el santoral corresponde a santa Bárbara.
Es una gran fortaleza medieval en la que desde su privilegiada ubicación se divisa perfectamente toda la bahía de Alicante.

El castillo consta de tres recintos a distintas alturas y de distintas épocas.

  • La torreta. Es el recinto más alto y data del siglo XIV. En él hallamos la torre del homenaje
  • El recinto intermedio con las dependencias del Salón de Felipe II, el Cuerpo de Guardia, el Patio de Armas, el Baluarte de la Reina. Este recinto data del siglo XVI.
  • El recinto inferior. En este recinto encontramos el Rebellín del Bon Repòs y data del siglo XVIII.

Como íbamos algo justos de tiempo hemos paseado un poco por el exterior de los recintos y visitado el cuerpo de guardia.

Después hemos bajado Helena y yo dando un paseo hacia el Restaurante el Monastrell de una estrella Michelín que está en el puerto de la ciudad mientras Martyn y el resto del grupo lo han hecho con el minibus.
Según me han contado, las vistas desde el restaurante al puerto y a la ciudad de Alicante son impresionantes, desde luego estamos sentados junto a un enorme ventanal, y la comida del lugar también ha estado muy buena. Confieso que con lo que más he disfrutado ha sido con el pan, ya lo sé! una estrella michelín y me hincho a pan? pues sí, de hecho en la web del restaurante ya lo pone que la chef tiene su propio obrador y es famosa por el pan que hace y menudos panes!!! de hierbas aromáticas… ¡absolutamente adictivos!

De Alicante aunque no las visitamos, hay que destacar también que tiene playas accessibles, os dejo el enlace a Todas las playas accesibles de la Ciudad

Villajoyosa, La Vila Joiosa

La Vila Joiosa solo a 32km al noreste de Alicante se encuentra en la llamada Costa Blanca y es la capital de la comarca de la Marina Baixa.
se puede llegar perfectamente desde alicante ya sea en bus como en tranvía en la L1 desde la parada de Mercado en Alicante, bajando en la parada de la Creueta en la Vila Joiosa.
En cuanto pones los pies en ella lo primero que te invade es el olor a chocolate por todas partes, es algo impresionantemente delicioso! Luego te maravillas de las bonitas casas de colores que adornan la ciudad.

Como la mayoría de poblaciones españolas Villajoyosa tuvo su primer momento de auge en la época romana llamándose Alone o Alonis. Se cree que la antigua Alonis habría estado ubicada en lo que ahora es el centro de la actual ciudad. Después fue conquistada por los árabes y más tarde reconquistada por los cristianos.

Fábrica de los chocolates Valor

Una vitrina que contiene dos figuras de chocolate que sujetan un óvalo donde hay escrito: Valor

Hemos empezado la tarde con un sensorial y sabroso recorrido por el Museo y fábrica de los chocolates Valor
Chocolates Valor nació en el 1881 y ya es la quinta generación la que dirige esta reconocida marca de chocolates. El recorrido es accesible para personas con mobilidad reducida y ha constado de un vídeo explicativo de la historia de Chocolates Valor desde sus inicios hasta la actualidad, una visita a su museo con una magnífica colección de maquinaria antigua para trabajar el chocolate que además he podido tocar, una visita panorámica a la fábrica viendo como se elabora el chocolate mientras pasábamos por un pasillo acristalado donde veíamos a los empleados trabajando, por cierto, en esa zona hace mucho calor, y terminando en la tienda donde hemos disfrutado de una degustación de algunos de los chocolates de la casa y como no, no hemos podido resistirnos a comprar algunos más para llevar a nuestra gente.

En la tienda de Chocolates Valor, caracol viajero de peluche entre chocolates y piruletas de calabazas de halloween de chocolate.

Vilamuseu

Al salir de la fábrica, Antonio Espinosa, director del Vilamuseu, nuestra próxima visita, ya nos esperaba para acompañarnos en un corto paseo hasta el museo mientras nos contaba un poquito sobre Villajoyosa y su historia.
Lo primero que sorprende al llegar al Vila Museu es su gran nivel de inclusividad, es algo fascinante ver como Antonio y todo su equipo han puesto tanto interés y esfuerzo en crear un museo tan accesible pensando en todas las discapacidades, física, sensorial e intelectual y por supuesto también en otros aspectos como las visitas para familias con espacios para cambiar a los bebès, salas de lactància y claro està, muchísimas actividades para los niños.
Por citar algunos ejemplos de accesibilidad comentaros que el museo es absolutamente accesible para sillas de ruedas en cuanto a sus rampas, accesos, ascensores, mostrador de recepción, aseos…
Para personas ciegas hay planos táctiles y en braille en cada planta, hay altos contrastes de color entre las puertas y paredes, alucinad… en la entrada tienen para los perros guía abrevadero y un pipican…
En cuanto a la accesibilidad auditiva entre otras cosas disponen de bucles magnéticos, códigos QR con info en LSE, y para discapacidad intelectual hay textos con macrotipos y pictogramas con señalizaciones claras en todos los pisos.
Aquí os dejo el enlace a la información completa sobre la accesibilidad del museo

Martyn en silla de ruedas y Núria con su perro guía y el caracol viajero con ámforas originales de la época romana

No sé de cuanto estaba programada la visita, lo que sé es que Antonio nos atendió de maravilla dedicándonos más de 3 horas, sé que salimos casi a las diez de la noche que como os imaginaréis no es para nada la hora habitual de cierre y que puso tanta pasión y cariño en la visita que no veo el momento de repetir con Juanjo y el pequeño Vikingo.

Núria en vilamuseu equipada con casco, escudo y espada romanos.

Nos enseñó muchísimo material tanto de piezas originales sobre todo romanas como réplicas exactas que en su laboratorio ellos crean en 3D.
Incluso pudimos acceder al laboratorio donde están restaurando las piezas del Pecio Bou ferrer que van hallando y también pudimos tocarlas!!!

Soy una apasionada de la historia así que os podéis hacer una idea de lo muchísimo que disfruté esta visita en concreto. Un museo al 1000% recomendable para todos los públicos.

Cena y alojamiento

Hemos cenado en la Taverna valenciana el Pòsit unas deliciosas tapas de autor en su terraza cubierta… y suerte! porque aquí es donde nos ha pillado la gota fría, esperándola todo el día y nos ha ido a encontrar ya finalizando la jornada.
Es una taverna muy agradable con magníficas vistas al mar y una zona infantil para los peques y donde preparan unas tapas riquísimas.

En un momento que la lluvia nos ha dado una tregua ya casi a medianoche hemos pedido unos taxis para que nos llevaran al hotel. Si no lloviera hubiéramos podido ir perfectamente dando un paseo pero no hemos querido arriesgarnos.

El Hotel Allon Mediterránia es un hotel moderno y está a primera línea de playa, con un paseo que transcurre a lo largo de la costa.
Es genial el poder salir a la terraza de la habitación del hotel y escuchar el relajante sonido del romper de las olas, que es lo que hice antes de acostarme y en cuanto me levanté.

En esta Ciudad, igual que en Alicante, encontramos también al menos una playa accesible, la Playa Centro.
Ojalá hubiéramos pasado más días en esta encantadora y aromática ciudad pero al día siguiente tocaba irnos ya de nuevo a Valencia para nuestro último día del fam trip.

¡Síguenos y no te pierdas nada!

Publicado por

amaterasu

Fundadora de Sixsense Travel, plataforma de turismo inclusivo. Apasionada de mi família Vikinga, los Viajes, la inclusión y la igualdad de género. Intentando hacer de este mundo un lugar mejor donde vivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.