Turismo inclusivo: Fam blogtrip por la comunidad de Madrid. 4º día: 30 de noviembre.

Pensamiento visitado 315 veces

Aranjuez y despedida.

Último día del Fam Trip, ¡quien me iba a decir que se me iba a pasar tan rápido!!! hoy hemos visitado Aranjuez pasando primero por su oficina de turismo a recibir la bienvenida de las autoridades locales.

Nuestra siguiente parada ha sido en el Palacio real de Aranjuez, ubicado en la Plaza de Parejas, s/n

núria y fachada exterior del palacio real de Aranjuez

La construcción de este palacio, situado a orillas del río Tajo, fue encargada por Felipe II en 1561. Desde la muerte de Felipe II y hasta el reinado de Felipe V, las obras del palacio quedan suspendidas. En 1715 se reinician las obras. Después de un incendio que destruyó el edificio y por órden de fernando VI, se acomete su reconstrucción y más adelante es Carlos III quien encarga la ampliación del palacio.
Las salas mejor conservadas y más conocidas de este monumento histórico son la sala de pinturas chinas, la sala de los espejos y el gabinete de porcelana.

El grupo dentro del palacio real, se ven unos escudos y una gran lámpara.

La visita ha sido muy interesante y extensa, la guía se ha explicado muy bien y aunque no había material en braille o maquetas del palacio, entre la guía E Isidro e Ivan, de Predif, me han ido enseñando partes de la decoración del palacio como tapices, sillería, cortinajes, algún elemento de porcelana… para que pudiera hacerme una idea entre lo que tocaba y las descripciones, de la imagen de sus salas.

Después de la visita hemos pasado de nuevo un momento por la oficina de turismo donde he podido tocar una maqueta de Aranjuez, y ya hemos subido al bus que nos ha llevado a nuestra siguiente parada.

Hemos llegado a la Bodega Real Cortijo de Carlos III, ubicada en la Calle de Leon Ruiz Ruiz, 0 para empezar a visitarla.

Grupo en el interior de la bodega, se ve el techo abovedado y barriles de vino a los lados.

Se construyó en 1782 por mandato de Carlos III para proveer de vino y aceite a la casa real, y funcionará bajo su auspicio hasta 1795, cuando es cedida por Carlos IV a Godoy quien amplía la bodega con la fabricación de aguardiente. En 1798 la corona recupera la bodega, dándole a Godoy a cambio la Albufera de Valencia.
A partir de entonces la bodega pasa por distintas manos: arrendamientos, ventas, uso militar por los republicanos en la guerra civil, ¡y hasta criadero de champiñones!
Es en el año 2000 cuando su actual arrendatario, “Cuevas del real cortijo de san Isidro S.A.”, restaura la bodega y recupera totalmente su función inicial de elaboración y crianza de vinos.

Genial visita, muy accesible e immersiva. Primero en el jardín la guía nos ha contado un poco de su historia, y luego ya hemos entrado en las cuevas para visitarlas.
Me ha encantado el ambiente, la sensación de frescor, el suelo de tierra, tocar las paredes… encontrar un montón de huecos donde se alojan las distintas botellas de vinos, he tocado también tinajas. Y hasta hemos hecho una cata de dos de sus vinos ahí mismo, un crianza y un reserva, ambos tintos.
después de la cata y de que quienes quisieran compraran vinos, nos han ofrecido también un pica-pica en unas mesas improvisadas y a la luz de unas velas colocadas en las paredes… Ha sido la mar de agradable, original y además la comida ha estado deliciosa, embutidos, quesos, canapés… Todo buenísimo.

Para digerir el pica-pica, nos hemos dado un paseo por los jardines del príncipe y hemos hecho visita autoguiada al museo de las falúas reales, digo autoguiada porque ha sido entrar y mirarlas, nadie nos ha dado ninguna explicación. Bueno sí, Isidro me ha ido leyendo lo que ponía en los distintos carteles y me ha descrito las falúas. Que por cierto son un tipo de embarcaciones.
Después del paseo disfrutando de la tranquilidad, el sonido de los gansos u ocas… no sé bien que eran pero iban paseándose por nuestros pies y el crujir de las hojas secas y reírme un montón haciendo el tonto con las hojas intentando hacer una foto mientras las soltábamos para que se viera como caían…. muy artístico todo… yo casi acabo haciendo la croqueta de la risa que me ha dado, hemos ido al hotel a descansar y arreglarnos para el final de fiesta de esta noche.

En el propio hotel hemos tenido un cocktail, la cena y un show flamenco.

En el espectáculo flamenco, se ve al grupo flamenco con los bailaores y la guitarra.

A mí el flamenco no me gusta, lo reconozco, pero es cierto que me ha impresionado escuchar la velocidad de los bailaores con el zapateao, ha de ser extenuante!!!! sobre el cante no puedo opinar porque soy una ignorante en ese arte, a mí no me gusta pero es que como digo, tampoco lo entiendo.
después del show y de poder tocar el vestido flamenco de la chica y hacernos unas fotos, la organización del evento ha dado un pequeño discurso de agradecimiento y despedida, dando así por concluido este fantástico fam trip por la comunidad de Madrid.

Yo también desde aquí quiero agradecer a Predif y a Madrid destino el haberme dado la oportunidad de formar parte de esta maravillosa experiencia, y haberme dado a conocer Madrid de una manera que yo, aún y habiendo vivido ahí durante 2 años y medio, no conocía. Muchas gracias y ojalá sigáis teniendo en cuenta a sixsense Travel en futuras iniciativas sobre turismo inclusivo.