Homenaje a mi inseparable compañera de Viajes, que se jubila.

Pensamiento visitado 1.344 veces

Núria abrazando a Bella enfrente de unas margaritas lilas

Como sabéis, desde SixSense Travel entre otras muchas cosas, pretendo visibilizar y concienciar de un turismo inclusivo para tod@s. Creo firmemente en que es una necesidad, y algo muy beneficioso para la sociedad en general, tanto social como economicamente.
Soy ciega y muchas veces viajamos solo con mi marido también ciego, nuestro hijo de 3 años que no tiene discapacidad y con nuestros inseparables compañeros caninos, nuestros hermosos perros guía. desde luego no es lo mismo viajar siendo ambos ciegos o viajar yendo con alguna persona sin discapacidad… La manera de viajar cambia, la velocidad en lograr visitar los lugares, llegar a los sitios también, y mucho de ello se debe a que aún no están adaptados los destinos a todas las personas. de hecho, tampoco es lo mismo cuando eres ciego moverte con bastón o con perro guía.

Hoy quiero dedicar este post a Bella, mi perra guía porque considero muy interesante e importante que veáis la gran labor que desempeñan, que son mucho más que nuestros ojos, son nuestros compañeros y a través del vínculo que establecemos, logramos formar una unidad compuesta por el perro y la persona y es esencial que se entienda que no son mascotas y que no hay que impedir su acceso a todos los lugares en los que por ley, pueden entrar guiando a su compañero humano.

Bella va a cumplir 12 años este abril, precisamente cuando iré a la Fundación del Perro Guía a por mi nueva o nuevo peludo. ¿Y por qué? Pues porque Bella se ha jubilado, sí sí, y además muy merecidamente. En realidad ya hace meses que la jubilé pero hasta hace poco no recibí la llamada en la que me convocan al curso residencial que empieza el 9 de abril.
Cuando tu perro se jubila, has de volver a pasar el mismo proceso que cuando lo solicitas por primera vez y es realizar 4 informes, a saber: médico, social, psicológico y de mobilidad. Una vez realizados, se envían a la escuela, lo valoran y deciden si eres apta o no para tener un perro guía. Cuando es la primera vez que lo solicitas entras en una lista de espera de años y cuando eres renovador, la lista se reduce a meses.

Bella, este post es un homenaje para ti, porque aunque no quepa todo lo que hemos vivido en estos más de 10 años como compañeras, intentaré al menos reflejar lo esencial.

Bella es una labradora negra preciosa, extremadamente inteligente y con una capacidad de aprendizaje y memoria asombrosos que viene de Rochester Hills en Michigan, de la escuela Leader Dogs For the Blind

Bella y yo en Rochester

Fui en octubre de 2007 con un grupo de 5 personas más y un intérprete y allí pasamos 3 semanas, por cierto, 3 maravillosas semanas. Tengo fantásticos recuerdos de esos días tanto de mis compañeros como de Jessica, nuestra instructora, el resto del equipo de instructoras y de todas las personas de la residencia y de la escuela con quienes tuvimos trato.
En 3 semanas Bella junto con Morgan, Daisy, Mochi, Clipper y Sterling se convirtieron en flamantes perros guía después de un año de adiestramiento social y básico con distintas familias y medio año de adiestramiento e instrucción como guías en la escuela.

Llegamos a Barcelona y ya no nos separamos. Conociste la universidad, te licenciaste conmigo.
Viajamos a la Laponia finlandesa y conocimos a Jolupukki!

Mi prima, Santa Clauss, Bella y yo en casa de santa Clauss, Rovaniemi.

Una vez terminada la universidad, fuimos a vivir a Madrid ya con Juanjo y su por entonces perrita guía Mery, allí asististe conmigo al master al que también nos graduamos y con nota.

Viajamos a Austria, y como siempre tú fuiste un gran ejemplo de buen comportamiento y es que nos apasiona viajar!

Núria y Bella y de fondo río, montañas verdes y un pueblecito austríaco.

En Madrid de nuevo estuviste conmigo en la búsqueda de empleo y en los chascos consiguientes pero también en la alegría de encontrar un trabajo por fin en Barcelona, mi ciudad de orígen.

Por supuesto estuviste presente en mi boda

Núria sentada en la terraza de casa, vestida de novia y con Bella y Mery, las dos perritas, a los lados.

y cuando el pequeño Vikingo llegó a nuestras vidas.

De nuevo en la terraza. En la mesa sentados en un lado Núria y Juanjo, el pequeño Vikingo en su hamaquita presidiendo la mesa, al otro lado de la mesa Raül, y echados Bella y Whost, los dos perritos.

Siempre juntas, en estos más de 10 años en los que hemos vivido indescriptibles alegrías y también dolorosas pérdidas. Siempre con tu carácter tan tuyo, yo diciéndote que es porque eres americana, tan buena, paciente… tan amorosa con tu pequeño círculo de confianza. Tan digna también! como te pusiste celosa cuando llegamos con el peque a casa y durante días no quisiste ni acercarte a mí… pero un día de repente se te pasó y volviste a ser tú, a frotarte en mis piernas, a hacer los “puentes y los toboganes”, a restregar tu morrito por el suelo… vaya, a hacerme todas esas fiestas a las que me tenías acostumbrada.

Bella, el pequeño con su mochila Koala y núria, todos de espaldas

Y ahora te jubilas, y sí, vendrá un nuevo o nueva compañero para mí, para trabajar y acompañarme pero tú seguirás con nosotros, como te mereces, para descansar y disfrutar de una vida más relajada de juegos, paseos, siestas, premios y sobre todo de mucho cariño de todos los que te queremos.

El pequeño Vikingo abrazando a Bella

¡Gracias good girl por todos estos años juntas, por haberme cuidado, guiado y acompañado tan bien!

Experiencias sensoriales y de turismo inclusivo. La cena de los sentidos

Pensamiento visitado 1.197 veces

Entre corte y corte para el segundo SixSensePod, quería venir a contaros qué tal fue la cena temática a la que asistimos Juanjo y yo este pasado fin de semana.
Hace un par de veranos ya tuvimos la experiencia en els Sopars amb Estrelles”, y este sábado pasado de la mano de Sternalia de nuevo, hemos vivido la experiencia del Sopar dels Sentits.

según la reserva, la experiencia empieza a las 20H y termina a las 23:30H, así que esta vez sin el chiquitín que se ha quedado en casa, nos hemos acercado Juanjo y yo al Carrer del Carme 47 donde se ubica la Reial Acadèmia de Medicina de Catalunya, lugar de esta cena.
Nosotros hemos ido en taxi en plan cómodo pero se puede llegar en transporte público sin problema, está muy cerca de Les Rambles y si vais en metro las estaciones más cercanas son Liceu en la l3 (verde) y Sant Antoni en la l2 (Lila).

En cuanto hemos llegado nos han acompañado dentro del edificio, nos han dado una copa de cava de bienvenida y ha empezado el espectáculo de ilusionismo. Ha sido espectacular! sí sí, sé que no hemos visto absolutamente nada pero la gente de nuestro entorno nos lo iba contando y hemos alucinado de como el ilusionista hacía lo que hacía. NO, no os voy a hacer spoilers, tendréis que ir para comprobarlo! de ahí que tampoco haya querido hacer podcast de esta experiencia porque parte del encanto sería revelado y eso no puede ser.

La visita.

Una vez terminada la sesión de ilusionismo nos hemos dividido en dos grupos para realizar la visita guiada a este edificio histórico. De nuevo espontaneamente sin pedirlo, dos parejas que estaban a nuestro lado se han ofrecido para echarnos una mano en el recorrido.
Nuestro grupo hemos empezado la visita en la planta de arriba, en la sala de Presidencia, que antiguamente era una capilla, allí nos han contado la historia del edificio.
La Academia, un precioso edificio neoclásico, se halla en el recinto urbano que comprendía los edificios del antiguo Hospital de la Santa Creu junto con la casa de convalecencia. En 1762 se fundó el real colegio de cirugía, y fue en 1770 cuando se constituyó como Academia y en 1785 se le otorgó el status de Real.

Vistas del amfiteatro desde arriba

Otras vistas del amfiteatro desde arriba. Se ven también una gran lámpara y la mesa de disecciones

De ahí hemos pasado a la parte alta del amfiteatro anatómico conocido como sala Gimbernat, antiguo salón de disección, que se utilizaba principalmente para la formación de cirujanos que dependían del ejército. El salón está ornamentado con unas elaboradas vidrieras y con los nombres de doctores ilustres como Ramon y Cajal, servet, Mata, Virgili o el propio Gimbernat y en el centro permanece la mesa de mármol de disecciones, una de las pocas que se conservan en toda Europa.

Juanjo y yo en la biblioteca de la academia.

Seguidamente hemos visitado la biblioteca donde he podido tocar sus estanterías cerradas con rejas de madera donde se conservan muchísimos libros sobre la historia de la medicina, fundamentalmente en francés. Es una de las salas que se mantiennen más fieles a lo que fueron los inicios de la acadèmia y los libros que contiene son a partir del siglo XIX, los anteriores se hallan en otro recinto en condiciones de conservación más adecuadas.
La visita guiada la hemos terminado de nuevo en el amfiteatro pero ahora ubicados dentro de él donde hemos tenido una sesión de mentalismo.
Una vez finalizada la sesión mentalista y dejándonos en ascuas hasta después de la cena con uno de los ejercicios que el mentalista ha realizado, hemos pasado a la sala Turró donde ha dado comienzo la experiencia sensorial gastronómica.

La cena.

Ha constado de los siguientes manjares.

  • Perlas sensoriales.
  • Paradojas.
  • La piedra de escolapio.
  • Mise en Place.
  • Recogiendo las migas.
  • Pan, agua, vino y café.

¿A que os queda clarísimo lo que hemos cenado? pues esa es la gracia, que no tengáis ni idea para no perjudicar la experiencia.
Eso sí, se avisa que hay un plato con carne, otro con pescado y hay lácteos entre otras cosas, por lo cual si algún asistente tiene intolerancias o alergias alimenticias, pueden mandar un correo electrónico o llamar a los números de teléfono que la propia web proporciona.
la experiencia gastronómica ha sido también curiosa, la gente por lo que me fijé se guiaba bastante por el aspecto visual y a veces no acertaban, tema colores de la comida etc…
La cena me ha gustado, la comida estaba buena y me ha divertido y sorprendido especialmente el postre.

Conclusiones e inclusividad.

¿Es una experiencia recomendable?
Sí, si no te asusta probar cosas nuevas gastronomicamente hablando y si te interesa un poquito la historia, ya que la visita guiada es de casi una hora.
¿Es una experiencia inclusiva?
Bastante. Aunque hay tres escalones que sí o sí hay que subir, ya han tenido visitas de personas en silla de ruedas y no ha habido ningún problema, el personal les ha ayudado, eso sí, ya me advirtieron que claro, subir las sillas eléctricas sí que no pueden por temas de peso. A parte de esos 3 escalones no hay más dificultades, para subir al resto de plantas hay ascensor.
En cuanto al aspecto visual, el ilusionismo y mentalismo en nuestro caso nos lo fueron contando otros asistentes, ¡os aseguro que tanto Juanjo como yo lo disfrutamos mucho incluso sin ver nada! En la visita guiada de nuevo nos acompañaron como ya comenté más arriba, además los dos chicos que lo cuentan son muy detallistas en sus explicaciones y descripciones, y la cena la presenta un chico encantador del personal y va describiendo plato por plato lo que nos vamos a encontrar y luego comenta los alimentos de los que se componen. Cuando nosotros fuimos, se fijó que éramos ciegos y además tuvo el detalle de ir comentando exactamente la posición de los alimentos, los recipientes donde estaban puestos y las herramientas necesarias… No diré más!
Para personas sordas o con discapacidad intelectual me comentan que de momento no han recibido ninguna visita por lo cual no está planteada ninguna solución pero que están trabajando en ello.
En cualquier caso, a la hora de hacer la reserva agradecen que avisemos si va a ir alguien con discapacidad para poder adaptar la visita y hacerla lo más satisfactoria para la persona discapacitada.
¿Y qué pasa si queremos ir en família?
Pues no recuerdo que hubiera ´niños en la visita a la que estuvimos, en cualquier caso de nuevo, lo comentaría en el momento de realizar la reserva però en mi opinión, dependerá mucho también de vuestro criterio ya que sois quienes mejor conocéis a vuestros hijos.

¿Os animáis a experimentar con los sentidos?
Si lo hacéis no os olvidéis de pasar por aquí y comentarnos!

Turismo inclusivo. Esquí adaptado en la Molina

Pensamiento visitado 1.152 veces

¿Os gusta la nieve? a mí me apasiona, desde siempre, solo escuchar que puede ser que nieve ya me entra una emoción y un cosquilleo de excitación por poder sentirla de nuevo…
La verdad es que la afición viene de pequeñita, cuando con toda la troupe familiar íbamos a esquiar, primero a Cerler y luego a Andorra, en Pal-Arinsal… Qué recuerdos tan chulos!

Núria muy pequeñita en la nieve.

De pequeñita en el jardí de neu, y un pelín ya más mayor con monitor que me enseñó mis primeros rudimentos de esquí, es decir, la cuña, que se trata en poner los esquíes en forma triangular, separando los talones y juntando las puntas, así coge la forma de la cual toma el nombre. La cuña sirve para frenar, algo muy importante y útil sobre todo cuando pillas velocidad y te estresas.
Y a esa edad, 6 añitos cosa así, también esquiaba con mi padre que me ponía delante de él, yo sin los bastones e íbamos bajando las pistas, si yo la liaba, él podía controlarme. Alguna vez hasta con mis padres de la mano había bajado pero claro… el tiempo pasa, crecemos, las circunstancias cambian y pasé muchos años sin volver a esquiar.

De mayor he ido esporadicamente a Andorra con mis tíos y primos, a Vaqueira con Juanjo que lo llevé de sorpresa y mis amigos Patri y Pablo y esta vez a la Molina.
Las 3 veces por supuesto hemos esquiado con monitores especializados y de ello es de lo que os voy a hablar. Del deporte adaptado y en este caso, del deporte adaptado en la molina, ubicada en la Cerdanya.

Esta última vez fuimos a principios de enero de este año 2017 y gracias a la Fundación Cruyff pudimos pasar un rato estupendo esquiando con dos profesores especializados en esquí adaptado.
Me maravillé viendo las sillas que tienen para que personas con mobilidad reducida también puedan esquiar! y es que aunque yo también tenga una discapacidad, no significa que conozca ni sepa de todas las necesidades, ayudas, inventos… que hay para facilitar la vida al resto de personas con discapacidad y es que cada discapacidad y cada persona es un mundo… De ahí la importancia de que cada vez seamos más los que visibilicemos nuestra situación y circunstancias, para que el mundo aprenda que no se puede usar la etiqueta discapacidad para englobar tantas realidades diferentes.

¡bien! dicho lo cual, sigo con nuestra jornada de esquí. Tuvimos dos horas de clase a primera hora de la mañana, de 9 a 11. El día no fue soleado, de hecho al poco de iniciar la clase empezó a nevar ligeramente y cuando terminamos, la nevada era copiosa!, cosa que me encantó como podéis imaginar.
Estuvimos esquiando en una pista verde, la más sencillita de todas. Primero empezamos con una bajada más cortita en la que accedíamos a través de una cinta transportadora… en la que reconozco que me costó algo pillarle el truco a acceder con los esquíes! En mi juventud, para subidas cortas habían los telearrastres, un palo que iba entre las piernas y te arrastraba, como su nombre indica, hacia arriba.
Una vez hubimos dominado la bajadita inicial ya fuimos a coger el telesilla para poder hacer la pista entera. Los telesillas que por cierto, también estaban adaptados para poder acceder con la silla de esquí.

Las dos horas nos pasaron volando, tanto Juanjo como yo lo disfrutamos como niños y nos quedamos con ganas de repetir muy pronto, además, cada uno teníamos nuestro profesor particular así que cada uno pudimos ir a nuestro ritmo y aprovechando a tope todos los beneficios de un profe para ti sola/o.

Mi padre que se quedó como espectador de nuestras bajadas hizo unos cuantos vídeos y aquí os dejo uno para que os hagáis una idea de como una persona ciega es capaz de esquiar, siguiendo las indicaciones de un profesor. Que por cierto, me quito el sombrero por su habilidad a la hora de esquiar de espaldas.

¿A qué esperáis para probarlo? ahora que va a empezar la temporada de nieve, ¡es vuestro momento!

También probamos el tubbing que es lanzarte dentro de un pneumático cuesta abajo de la montaña y es adictivo, pero de esto aunque hay vídeo, me lo reservo para la intimidad para no destrozaros los oídos con mis gritos de entusiasmo.

Si queréis más info sobre todas las actividades y servicios que realizan en la Molina, aquí tenéis todo sobre el deporte adaptado

En cuanto al acceso a pistas, nosotros fuimos en coche pero aquí os dejo la info sobre los Transportes a pistas

Gastos por persona y día

Monitor especializado en esquí y snow adaptados.
43€/H.
Forfait.
10€ por gran discapacidad, presentando la targeta que lo acredite.
Seguro.
3€.
Gastos totales 2 personas con 2h de clase cada una.
198€.

Entrevista viajera

Pensamiento visitado 521 veces

¡Hola! hace muchísimo tiempo que no actualizo mi “Lágrima” y no es por falta de ganas, más bien ¡por falta de tiempo! Como muchos ya sabréis, soy mamá desde el pasado 13 de noviembre del bebé más precioso del universo, para mí claro está, se llama Eric y es un amor y un bichito! que me tiene robados corazón y tiempo a la par.
Esta vez pero, no vengo a hablaros de Eric y mi experiencia como mamá, que todo llegará, sino que vengo a hacerme algo de autobombo.
Gracias a mi pasión viajera y al TBM14 (Travel Bloggers Meeting) al que tuve la gran suerte de haber sido invitada junto con Juanjo por Vicky y Eddi pudimos difundir las diferentes maneras de viajar, en nuestro caso, como viajamos una pareja de personas ciegas. Ahí conocimos a muchos bloggers viajeros geniales y muy interesados en nosotros y en nuestros viajes y más aún después de la charla que tuvimos la oportunidad de dar. Y aún más suerte tuvimos del hecho que quisieran plasmar en sus blogs y hasta en medios de comunicación como radios y el propio Periódico de Catalunya, nuestras experiencias.
Hoy os traigo una de estas entrevistas, la última, que me hizo Marta de La mochila de mamá Para Onda Mujer espero que os guste y ¡disfrutéis tanto oyéndola como lo hice yo respondiéndola!
Ser invidente y viajar… ¿es compatible?

Hasta la próxima y como siempre ¿animaros a comentar!

Sintiendo Bali, Java y Bangkok

Pensamiento visitado 775 veces

1ª etapa: Preparación.

Hola! por fin después de varios meses, vuelvo por aquí para contaros mis andanzas.
Desde luego este verano ha sido el más importante de mi vida, ¿por qué? pues porque me he convertido en una mujer casada, ¡sí! aún tengo que escribirlo para ir acostumbrándome 🙂 ya que en realidad, todo sigue igual que antes de casarnos. Bueno…, todo todo no, porque después de la boda, que por cierto fue de ensueño, (no podría haber imaginado una boda mejor y sobretodo un marido mejor), vino la luna de miel. Y claro, después de cada viaje ya no eres la misma, porque en tu vagaje has añadido nuevas y magníficas experiencias y aprendizajes, y si hablamos de la luna de miel…, pues además añadidle algo irrepetible.
Juanjo y yo somos ciegos, por lo cual, hemos necesitado un tiempo de preparación y organización para este viajazo que poco a poco os voy a ir presentando.
Después de muchas incursiones por internet, webs, blogs de viajes como Diario de abordo, nos quedamos con 2 opciones.
Como ya habréis visto en el título, la opción que finalmente resultó escogida fue la de una primera incursión al sureste asiático; en Indonesia visitando Bali y Java, y como clausura, en Bangkok, capital de thailandia.

lo primero que nos planteamos fue cómo íbamos a realizar este viaje, ¿nos veíamos capaces de ir más por nuestra cuenta o era mejor contratarlo a través de una agencia de viajes? en este caso, dado que nos íbamos a ir muy lejos, que nunca habíamos estado por allí, que no íbamos a llevarnos a nuestras perras guía dado la poca o nula legislación en esos países en estos temas y sabiendo que ahí el inglés no lo dominan mucho…, decidimos contratar el viaje a través de una agencia.
el siguiente paso fue decidir qué necesidades podían surgirnos en nuestra estancia por tierras asiáticas y cómo preferíamos viajar, si en grupo, en privado…, al final decidimos que lo que mejor se ajustaba a nuestras preferencias era tener un guía para nosotros, dado que en los viajes organizados suelen haber ratos o incluso días enteros de tiempo libre y queríamos aprovechar a fondo todos los días.
La verdad es que lo único que al principio teníamos claro era que queríamos viajar a Asia, pero nuestro primer objetivo era Japón, sí, ya lo sé, es mi objetivo desde hace muchos muchos años y tengo la suerte de que a Juanjo también le atrae este país. Así que estuvimos informándonos pero rapidamente descartamos ese viaje. Todas las agencias sin excepción nos aseguraron que contratar un guía exclusivo era exageradamente caro y efectivamente nos pasaron presupuestos y era un gasto que resultó inasumible.
Así pues, habiendo encontrado en Indonesia y Thailandia una magnífica alternativa a nuestra primera idea frustrada, nos pusimos a llamar a distintas agencias para exponerles nuestro caso y ver qué viajes nos proponían… En este punto tengo que decir que me sorprende el gran desconocimiento que hay entorno a las discapacidades o más bien, la escasísima oferta de turismo inclusivo. Lo poquísimo que hay, por experiencia y por lo que me cuentan al preguntar, está especializado en viajeros con discapacidad física, así que nos encontramos con agencias como el Corte Inglés que nos preguntaban si necesitábamos a una persona que nos atendiera a la hora de vestirnos, lavarnos etc y que además, no supo entender nuestras necesidades o eso creo yo, porque nos dejó colgados sin pasarnos ninguna propuesta.
Al final, sin embargo, encontramos una agencia que nos llamó la atención por el trato amable y directo que tuvieron con nosotros desde el principio y sobretodo, la buena disposición para ofrecernos todo lo que pedíamos. esta agencia es Serhs Tourism, y Anna y Núria fueron las chicas encantadoras que nos ayudaron a que nuestra luna de miel soñada, se hiciera realidad.
Una vez satisfechos con la agencia escogida, empezaron los mails y llamadas de ida y vuelta para concretar itinerarios, excursiones opcionales que queríamos hacer y no se incluían, algún cambio de hotel (para mejor, eso sí)… y como nos temíamos, algún “problemilla” de precios y de disponibilidad en cuanto a guía se refería. Y es que nos decían que para Java no había guías disponibles en español y la mayorista, aunque nosotros firmáramos una declaración de responsabilidad, no quería que fuéramos sin guía particular y solo con el grupo y un guía para todos. Nosotros les aseguramos que éramos capaces de ir esos 3 días con un guía grupal, ya que con nuestro bastón y con la suposición de que si pedíamos alguna ayudita puntual el grupo nos la daría sin problemas, nos veíamos totalmente capaces de hacer esas excursiones, pero al final no fue posible convencer a la mayorista y tuvimos que rascarnos más el bolsillo para llevarnos a nuestra guía de Bali, que fue la única alternativa que nos ofrecieron para poder visitar Java.
Y por fin llegó el momento de pagar y recibir toda la documentación del viaje…, ¡por los pelos! pero nos dió tiempo a todo y recibimos la documentación tal como les solicitamos, tanto en papel como en formato pdf, lo cual a Juanjo y a mí nos facilitó enormemente la vida porque así, al tenerla también en formato electrónico, era totalmente accesible para nosotros.

A grandes rasgos, este fue nuestro proceso a la hora de plantear, organizar y preparar nuestro viaje.
Yo os aconsejo que utiliceis internet para buscar información, es una fuente inagotable y a mí me fue fantasticamente para hacerme una idea de qué podía ofrecerme cada destino que miraba, qué requisitos se exigen en cada país, ya sea en temas de visados, como médicos (vacunas) etc, como sobretodo y lo más importante, leer las experiencias de los muchos viajeros que nos las cuentan a través de sus blogs y que ayudan muchísimo a tener una amplia perspectiva de cada destino.
además, gracias a este viaje, he podido conocer y hasta desvirtualizar a la creadora del antes mencionado blog Diario de abordo Isabel, que me contó sus experiencias en Indonesia y pasamos una tarde genial. Así que ya veis, todo son ventajas!

Y vosotros, ¿cómo os organizais a la hora de preparar un viaje?

Hasta la próxima, que será para contaros nuestro primer día, EL TRÁNSITO.