Experiencias y turismo inclusivo: Windoor túnel de viento. ¡A volar se ha dicho!

Pensamiento visitado 815 veces

Juanjo y Núria con los monos de vuelo, ambos sonriendo, con el casco en la mano y Juanjo con las gafas para volar puestas.

Y por fin pudimos ir a probar el túnel de viento en el Windoor de Empúria Brava. Es una experiencia que compré en Navidad para Juanjo y para mí y teníamos hasta el 22 de junio de 2018 para canjear el cupón por los vuelos, en nuestro caso compré dos vuelos para cada uno, cada vuelo de un minuto.
Sigue leyendo Experiencias y turismo inclusivo: Windoor túnel de viento. ¡A volar se ha dicho!

Turismo inclusivo: Fam blogtrip por la comunidad de Madrid. 4º día: 30 de noviembre.

Pensamiento visitado 314 veces

Aranjuez y despedida.

Último día del Fam Trip, ¡quien me iba a decir que se me iba a pasar tan rápido!!! hoy hemos visitado Aranjuez pasando primero por su oficina de turismo a recibir la bienvenida de las autoridades locales.

Nuestra siguiente parada ha sido en el Palacio real de Aranjuez, ubicado en la Plaza de Parejas, s/n

núria y fachada exterior del palacio real de Aranjuez

La construcción de este palacio, situado a orillas del río Tajo, fue encargada por Felipe II en 1561. Desde la muerte de Felipe II y hasta el reinado de Felipe V, las obras del palacio quedan suspendidas. En 1715 se reinician las obras. Después de un incendio que destruyó el edificio y por órden de fernando VI, se acomete su reconstrucción y más adelante es Carlos III quien encarga la ampliación del palacio.
Las salas mejor conservadas y más conocidas de este monumento histórico son la sala de pinturas chinas, la sala de los espejos y el gabinete de porcelana.

El grupo dentro del palacio real, se ven unos escudos y una gran lámpara.

La visita ha sido muy interesante y extensa, la guía se ha explicado muy bien y aunque no había material en braille o maquetas del palacio, entre la guía E Isidro e Ivan, de Predif, me han ido enseñando partes de la decoración del palacio como tapices, sillería, cortinajes, algún elemento de porcelana… para que pudiera hacerme una idea entre lo que tocaba y las descripciones, de la imagen de sus salas.

Después de la visita hemos pasado de nuevo un momento por la oficina de turismo donde he podido tocar una maqueta de Aranjuez, y ya hemos subido al bus que nos ha llevado a nuestra siguiente parada.

Hemos llegado a la Bodega Real Cortijo de Carlos III, ubicada en la Calle de Leon Ruiz Ruiz, 0 para empezar a visitarla.

Grupo en el interior de la bodega, se ve el techo abovedado y barriles de vino a los lados.

Se construyó en 1782 por mandato de Carlos III para proveer de vino y aceite a la casa real, y funcionará bajo su auspicio hasta 1795, cuando es cedida por Carlos IV a Godoy quien amplía la bodega con la fabricación de aguardiente. En 1798 la corona recupera la bodega, dándole a Godoy a cambio la Albufera de Valencia.
A partir de entonces la bodega pasa por distintas manos: arrendamientos, ventas, uso militar por los republicanos en la guerra civil, ¡y hasta criadero de champiñones!
Es en el año 2000 cuando su actual arrendatario, “Cuevas del real cortijo de san Isidro S.A.”, restaura la bodega y recupera totalmente su función inicial de elaboración y crianza de vinos.

Genial visita, muy accesible e immersiva. Primero en el jardín la guía nos ha contado un poco de su historia, y luego ya hemos entrado en las cuevas para visitarlas.
Me ha encantado el ambiente, la sensación de frescor, el suelo de tierra, tocar las paredes… encontrar un montón de huecos donde se alojan las distintas botellas de vinos, he tocado también tinajas. Y hasta hemos hecho una cata de dos de sus vinos ahí mismo, un crianza y un reserva, ambos tintos.
después de la cata y de que quienes quisieran compraran vinos, nos han ofrecido también un pica-pica en unas mesas improvisadas y a la luz de unas velas colocadas en las paredes… Ha sido la mar de agradable, original y además la comida ha estado deliciosa, embutidos, quesos, canapés… Todo buenísimo.

Para digerir el pica-pica, nos hemos dado un paseo por los jardines del príncipe y hemos hecho visita autoguiada al museo de las falúas reales, digo autoguiada porque ha sido entrar y mirarlas, nadie nos ha dado ninguna explicación. Bueno sí, Isidro me ha ido leyendo lo que ponía en los distintos carteles y me ha descrito las falúas. Que por cierto son un tipo de embarcaciones.
Después del paseo disfrutando de la tranquilidad, el sonido de los gansos u ocas… no sé bien que eran pero iban paseándose por nuestros pies y el crujir de las hojas secas y reírme un montón haciendo el tonto con las hojas intentando hacer una foto mientras las soltábamos para que se viera como caían…. muy artístico todo… yo casi acabo haciendo la croqueta de la risa que me ha dado, hemos ido al hotel a descansar y arreglarnos para el final de fiesta de esta noche.

En el propio hotel hemos tenido un cocktail, la cena y un show flamenco.

En el espectáculo flamenco, se ve al grupo flamenco con los bailaores y la guitarra.

A mí el flamenco no me gusta, lo reconozco, pero es cierto que me ha impresionado escuchar la velocidad de los bailaores con el zapateao, ha de ser extenuante!!!! sobre el cante no puedo opinar porque soy una ignorante en ese arte, a mí no me gusta pero es que como digo, tampoco lo entiendo.
después del show y de poder tocar el vestido flamenco de la chica y hacernos unas fotos, la organización del evento ha dado un pequeño discurso de agradecimiento y despedida, dando así por concluido este fantástico fam trip por la comunidad de Madrid.

Yo también desde aquí quiero agradecer a Predif y a Madrid destino el haberme dado la oportunidad de formar parte de esta maravillosa experiencia, y haberme dado a conocer Madrid de una manera que yo, aún y habiendo vivido ahí durante 2 años y medio, no conocía. Muchas gracias y ojalá sigáis teniendo en cuenta a sixsense Travel en futuras iniciativas sobre turismo inclusivo.

Turismo inclusivo: Fam blogtrip por la Comunidad de Madrid, 3º día: 29 de noviembre

Pensamiento visitado 615 veces

El Escorial

Este tercer día del blogtrip se ha levantado muy frío también aunque bonito. Nos hemos dirigido en el bus hasta el pueblo de San Lorenzo del Escorial donde se halla el complejo del Real Monasterio de San Lorenzo del Escorial ubicado en la Av Juan de Borbón y Battemberg, s/n
El complejo consta de varios recintos: el Palacio Real donde vivió la familia real española, un panteón, un colegio, una biblioteca, una basílica, sepultura de los reyes españoles y por supuesto el Monasterio. Por cuestiones de tiempo y de accesibilidad, bnosotros solo visitamos el Monasterio.

Grupo en los exteriores del monasterio, se ven arcadas ornamentadas.

Felipe II fue el que imaginó y con ayuda de sus arquitectos creó esta obra monumental que se construyó en el siglo XVI entre los años 1563 a 1584. El Monasterio fundado por la órden de San Jerónimo actualmente está ocupado por frailes de la órden de San Agustín.

Grupo en el monasterio en una sala con cuadros y la escultura de un ángel.

La visita ha sido interesante, aunque confieso que los monasterios no son de los edificios que más me atraen, aún y así me ha gustado escuchar la historia de éste y de como Felipe II lo hizo su casa.
En cuanto a su accesibilidad, nos hemos podido mover con bastante comodidad con las sillas de ruedas pero no han ofrecido ningún material accesible como guía en braille, alguna maqueta para poder hacernos una idea los ciegos de como es el monasterio y el resto de monumentos o información en código QR para acceder a ella con el smartphone.

La visita ha durado toda la mañana y al terminar nos hemos acercado en el bus al hotel Los Lanceros ubicado en la calle Calvario 47 en el propio San Lorenzo del Escorial y de nuevo gracias a la app de cheffs voice he podido escuchar de que se componía el menú. Hoy hemos comido ensalada de jamón ibérico con melón y parmesano al Pedro Ximenes, chipirones a la americana y brocheta de fruta con chocolate templado. Y sí, si veis por ahí fotos del blogtrip conmigo con unos tomates en la cabeza, son de esta comida… Ya veis lo “mal” que lo estábamos pasando.

Teatro accessible

Hoy el ritmo del viaje se ha calmado y al terminar de comer hemos vuelto a Madrid con el bus al hotel, a descansar un rato antes de salir de nuevo ¡al teatro!
Nos hemos puesto guapos y hacia las 8 hemos llegado a la calle Príncipe 25 donde se encuentra el teatro Español para ver la obra Las Troyanas que es además accesible.

Eurípides con los vencidos. Después de la guerra de Troya (o cualquier guerra que podáis imaginar hoy, ayer, mañana), parece que ya está todo acabado, que la “gran acción” ha terminado. Pero entonces, como el comercio cuando acaba el horario comercial, empieza la otra acción, la acción de la que no se habla, la que se hace “por derecho” con los ciudadanos de “segunda”, la que no cuentan en las noticias: el reparto de las mujeres como esclavas “sexuales”, o esclavas de cualquier otro tipo.

Hécuba, Políxena, Casandra, Andrómaca, Briseida, Helena, esos nombres… u otros nombres cualquiera… a ellas se las rifarán para hacer más daño a los vencidos, para acabar con un país, con una cultura. Taltibio lo recuerda desde hoy, porque jamás lo ha podido olvidar desde que estuvo allí, porque esa “salvajada” le ha quedado dentro para toda la vida, no lo ha dejado vivir… ni morir. Por eso necesita contárnoslo cada noche, para liberarse de ese recuerdo que lo privó de la humanidad que ha de tener una persona.

Hécuba lucha por la dignidad, por la suya y por la de todos… porque cada palabra y cada destino de las mujeres que están esperando qué será de ellas, produce un choque frontal contra la ley, contra la democracia, que es lo que ella defiende defendiendo sus derechos.

Los que me conocéis ya habréis intuido por la temática reivindicativa y social de la obra, con mujeres como protagonistas, que me ha gustado y mucho, y me ha encantado su altísimo nivel de accesibilidad.

Núria en el teatro con auriculares siguiendo la obra con audiodescripción.

El teatro es accesible para personas con mobilidad reducida, la obra está subtitulada, con audiodescripción, adaptada para bucle magnético y amplificación del sonido en la sala. El teatro prestará un dispositivo individual para cada tipo de necesidad.

Núria y uno de sus compañeros de blogtrip en la plaza Santa ana con el teatro Español iluminado de fondo.

Para cenar, porque ya teníamos bastante hambre, lo hemos hecho en el bar Ana la Santa ubicado en la Plaza de sta Ana 14 muy cerquita del teatro y hemos cenado de tapeo. Unas tapas deliciosas todo hay que decirlo y además ha sido creo una de las cenas más divertidas… En realidad las cenas especialmente las recuerdo sobre todo por el alto nivel de risas que me llevé.
Hoy sí, hemos llegado bien tarde al hotel así que toca descansar rápido para el día siguiente, ya el último día del blogtrip.

Experiencias sensoriales y de turismo inclusivo. La cena de los sentidos

Pensamiento visitado 1.292 veces

Entre corte y corte para el segundo SixSensePod, quería venir a contaros qué tal fue la cena temática a la que asistimos Juanjo y yo este pasado fin de semana.
Hace un par de veranos ya tuvimos la experiencia en els Sopars amb Estrelles”, y este sábado pasado de la mano de Sternalia de nuevo, hemos vivido la experiencia del Sopar dels Sentits.

según la reserva, la experiencia empieza a las 20H y termina a las 23:30H, así que esta vez sin el chiquitín que se ha quedado en casa, nos hemos acercado Juanjo y yo al Carrer del Carme 47 donde se ubica la Reial Acadèmia de Medicina de Catalunya, lugar de esta cena.
Nosotros hemos ido en taxi en plan cómodo pero se puede llegar en transporte público sin problema, está muy cerca de Les Rambles y si vais en metro las estaciones más cercanas son Liceu en la l3 (verde) y Sant Antoni en la l2 (Lila).

En cuanto hemos llegado nos han acompañado dentro del edificio, nos han dado una copa de cava de bienvenida y ha empezado el espectáculo de ilusionismo. Ha sido espectacular! sí sí, sé que no hemos visto absolutamente nada pero la gente de nuestro entorno nos lo iba contando y hemos alucinado de como el ilusionista hacía lo que hacía. NO, no os voy a hacer spoilers, tendréis que ir para comprobarlo! de ahí que tampoco haya querido hacer podcast de esta experiencia porque parte del encanto sería revelado y eso no puede ser.

La visita.

Una vez terminada la sesión de ilusionismo nos hemos dividido en dos grupos para realizar la visita guiada a este edificio histórico. De nuevo espontaneamente sin pedirlo, dos parejas que estaban a nuestro lado se han ofrecido para echarnos una mano en el recorrido.
Nuestro grupo hemos empezado la visita en la planta de arriba, en la sala de Presidencia, que antiguamente era una capilla, allí nos han contado la historia del edificio.
La Academia, un precioso edificio neoclásico, se halla en el recinto urbano que comprendía los edificios del antiguo Hospital de la Santa Creu junto con la casa de convalecencia. En 1762 se fundó el real colegio de cirugía, y fue en 1770 cuando se constituyó como Academia y en 1785 se le otorgó el status de Real.

Vistas del amfiteatro desde arriba

Otras vistas del amfiteatro desde arriba. Se ven también una gran lámpara y la mesa de disecciones

De ahí hemos pasado a la parte alta del amfiteatro anatómico conocido como sala Gimbernat, antiguo salón de disección, que se utilizaba principalmente para la formación de cirujanos que dependían del ejército. El salón está ornamentado con unas elaboradas vidrieras y con los nombres de doctores ilustres como Ramon y Cajal, servet, Mata, Virgili o el propio Gimbernat y en el centro permanece la mesa de mármol de disecciones, una de las pocas que se conservan en toda Europa.

Juanjo y yo en la biblioteca de la academia.

Seguidamente hemos visitado la biblioteca donde he podido tocar sus estanterías cerradas con rejas de madera donde se conservan muchísimos libros sobre la historia de la medicina, fundamentalmente en francés. Es una de las salas que se mantiennen más fieles a lo que fueron los inicios de la acadèmia y los libros que contiene son a partir del siglo XIX, los anteriores se hallan en otro recinto en condiciones de conservación más adecuadas.
La visita guiada la hemos terminado de nuevo en el amfiteatro pero ahora ubicados dentro de él donde hemos tenido una sesión de mentalismo.
Una vez finalizada la sesión mentalista y dejándonos en ascuas hasta después de la cena con uno de los ejercicios que el mentalista ha realizado, hemos pasado a la sala Turró donde ha dado comienzo la experiencia sensorial gastronómica.

La cena.

Ha constado de los siguientes manjares.

  • Perlas sensoriales.
  • Paradojas.
  • La piedra de escolapio.
  • Mise en Place.
  • Recogiendo las migas.
  • Pan, agua, vino y café.

¿A que os queda clarísimo lo que hemos cenado? pues esa es la gracia, que no tengáis ni idea para no perjudicar la experiencia.
Eso sí, se avisa que hay un plato con carne, otro con pescado y hay lácteos entre otras cosas, por lo cual si algún asistente tiene intolerancias o alergias alimenticias, pueden mandar un correo electrónico o llamar a los números de teléfono que la propia web proporciona.
la experiencia gastronómica ha sido también curiosa, la gente por lo que me fijé se guiaba bastante por el aspecto visual y a veces no acertaban, tema colores de la comida etc…
La cena me ha gustado, la comida estaba buena y me ha divertido y sorprendido especialmente el postre.

Conclusiones e inclusividad.

¿Es una experiencia recomendable?
Sí, si no te asusta probar cosas nuevas gastronomicamente hablando y si te interesa un poquito la historia, ya que la visita guiada es de casi una hora.
¿Es una experiencia inclusiva?
Bastante. Aunque hay tres escalones que sí o sí hay que subir, ya han tenido visitas de personas en silla de ruedas y no ha habido ningún problema, el personal les ha ayudado, eso sí, ya me advirtieron que claro, subir las sillas eléctricas sí que no pueden por temas de peso. A parte de esos 3 escalones no hay más dificultades, para subir al resto de plantas hay ascensor.
En cuanto al aspecto visual, el ilusionismo y mentalismo en nuestro caso nos lo fueron contando otros asistentes, ¡os aseguro que tanto Juanjo como yo lo disfrutamos mucho incluso sin ver nada! En la visita guiada de nuevo nos acompañaron como ya comenté más arriba, además los dos chicos que lo cuentan son muy detallistas en sus explicaciones y descripciones, y la cena la presenta un chico encantador del personal y va describiendo plato por plato lo que nos vamos a encontrar y luego comenta los alimentos de los que se componen. Cuando nosotros fuimos, se fijó que éramos ciegos y además tuvo el detalle de ir comentando exactamente la posición de los alimentos, los recipientes donde estaban puestos y las herramientas necesarias… No diré más!
Para personas sordas o con discapacidad intelectual me comentan que de momento no han recibido ninguna visita por lo cual no está planteada ninguna solución pero que están trabajando en ello.
En cualquier caso, a la hora de hacer la reserva agradecen que avisemos si va a ir alguien con discapacidad para poder adaptar la visita y hacerla lo más satisfactoria para la persona discapacitada.
¿Y qué pasa si queremos ir en família?
Pues no recuerdo que hubiera ´niños en la visita a la que estuvimos, en cualquier caso de nuevo, lo comentaría en el momento de realizar la reserva però en mi opinión, dependerá mucho también de vuestro criterio ya que sois quienes mejor conocéis a vuestros hijos.

¿Os animáis a experimentar con los sentidos?
Si lo hacéis no os olvidéis de pasar por aquí y comentarnos!